Gracia Querejeta: “El cine abre miradas y tiende puentes”

DSC_0458

La directora de cine ha recibido el premio Florián Rey durante la clausura del 23º Festival de Cine de La Almunia (FESCILA), arropada por Maribel Verdú y Raúl Arévalo. Ha dedicado el galardón a Antonio Mercero, fallecido a los 82 años.

El premio al Mejor corto de ficción de la muestra ha sido para ‘9 pasos’, de Marisa Crespo y Moisés Romera; y el de Mejor guion para ‘Llamada a medianoche’, de Jaime Molina. ‘Vergüenza’, de Miguel Casanova, y ‘H-app-y Movilday’, de Luis Miguel Ayuso Escuer han ganado en las categorías aragonesas.

 

El premio Florián Rey es el máximo reconocimiento que concede el festival. En esta edición dedicada a la labor educativa y social del cine ha querido valorar la trayectoria de la cineasta Gracia Querejeta, como explica la directora de FESCILA Carmen Pemán, porque “Gracia ha demostrado una gran capacidad para construir a unos personajes en los que muchos nos podemos reconocer y reflejar realidades de nuestra sociedad actual haciéndonos reflexionar sobre muchos aspectos”.

 

Ya sobre el escenario y con el premio en sus manos, Gracia Querejeta ha querido dedicárselo a Antonio Mercero, que fallecía hoy a los 82 años. Gracia, que trabaja como guionista con uno de los hijos de Mercero, ha recordado como él fue la primera persona que le “trató con respeto en la profesión”. Ha asegurado que cuando se ha enterado de la noticia le ha embargado una sensación de “tristeza y ternura” y lo ha recordado como una gran persona “que ha hecho mucho por la televisión y la narración en nuestro país. Todos deberíamos aprender de él”.

 

La directora de cine ha agradecido a La Almunia y su festival el reconocimiento. “Estoy enamorada y vinculada ya a este festival”, ha dicho. Ha valorado la labor que hace el certamen sobre todo dando protagonismo al guion y el cortometraje: “Es un espacio justo y necesario”.

 

En relación al tema monográfico de esta edición, ‘Educar la mirada’, Gracia ha hecho hincapié en la importancia del cine para la educación, sobre todo, de los más jóvenes. “Cada película tiene un punto de vista y una ética, pero en cualquier caso, el cine es una manera de abrir miradas y tender puentes, como cualquier otro movimiento cultural”, ha explicado. “Lo único que el cine es el que reúne más elementos que facilitan el llegar al público”, ha añadido.

 

Con esta ha sido la tercera visita de Querejeta al festival almuniense. En 1999, participó en la cuarta edición, dedicada al guion cinematográfico; y en 2010 acompañó  junto a otros compañeros y amigos al director José Luis García Sánchez cuando este recibió el premio Villa de La Almunia.

 

La madrileña ha estado hoy arropada –por sorpresa– por la actriz Maribel Verdú y el actor, director y guionista Raúl Arévalo; ambos también premio Florián Rey en los años 2006 y 2017, respectivamente. Maribel se ha convertido ya en figura imprescindible en las películas de Gracia desde ‘Siete mesas de billar francés’, que le valió su  primer Goya. Arévalo también participó en dicha película y volverán a compartir pantalla en ‘Ola de crímenes’, el último trabajo de Querejeta que se estrenará el próximo 5 de octubre.

 

Ha sido la primera vez en la historia del festival que han estado sobre el escenario 3 premios Florián Rey juntos. Tanto Maribel como Raúl han recordado con especial cariño la película ‘Siete mesas de billar francés’. En el rodaje surgió para ambos la amistad con la directora. “Para mí supuso un antes y un después”, recordaba Arévalo. Mientras que Verdú ha rememorado como antes de trabajar con ella le parecía una persona seria, “simpática, pero seria”, ha bromeado; y ahora se ha convertido “en una amiga, en una cómplice”.

 

Uno de los momentos más cómicos de la ceremonia ha sido cuando el periodista Luis Alegre, que también le ha dedicado unas cariñosas palabras a la homenajeada, ha recordado el piropo que un chico le echó a Maribel la primera vez que estuvo en La Almunia: “Maña, si fueras mi madre, mi padre dormiría en la escalera”. “El mayor piropo de la historia”, ha bromeado Alegre.

 

PALMARÉS 2018 // La ceremonia de clausura ha sido conducida por el periodista David Marqueta y amenizada por la cantante zaragozana Silvia Solans y el grupo de jazz Comín Callén Gazol Trío, que han recordado algunos de los mejores temas del cine musical. Durante el acto se han entregado los premios de los concursos de cortos y guiones. Este año, se volvió a batir récord de participación superándose los 750 trabajos recibidos. Se pueden ver todas las imágenes de la gala en la página de Facebook del festival.

 

En la competición de cortometrajes, ‘9 pasos’, de Marisa Crespo y Moisés Romera, se ha alzado con el premio a Mejor corto de ficción y ‘Toda una vida’, de Rubén Tejerina, con el premio del público. En la categoría documental ha ganado ‘The European dream: Serbia’, de Jaime Alekos, y en la de animación ‘Peixes’, de Juan Carlos Pena. El mejor corto aragonés ha sido ‘Vergüenza’, de Miguel Casanova, que también se ha llevado el premio Jurado joven Universidad San Jorge al mejor director menor de 30 años. ‘Niebla’, de Javier Gimeno y Ahmed Bajouich ha ganado en el apartado comarcal.

 

En guiones para cortometrajes, el primer premio en la categoría libre ha sido para ‘Llamada a medianoche’, de Jaime Molina, y el segundo para ‘Míster’, de Guillermo Guerrero y Jokin Urruticoechea. ‘H-app-y Movilday’, de Luis Miguel Ayuso Escuer se ha impuesto como mejor guion aragonés y ‘Por donde salga la luna’, de María Serrano, en el apartado comarcal. El galardón a Mejor guion hispanoamericano ha sido para Linzi Lemp D. por ‘El motor de la fotosíntesis’ y en la categoría juvenil para Paula Guadalupe González por ‘El hombre de papel’.

 

En la sección de cortometrajes escolares ‘Valores Educativos y Ciudadanos’, ‘Valientes’, del CRA María Moliner (El Burgo de Ebro / Mediana de Aragón), ha ganado en la categoría aragonesa de primaria y ‘True colors’, del IES Pedro de Luna (Zaragoza) en la de secundaria. En el apartado nacional, inaugurado este año, se han impuesto ‘The last dragon’, del Colegio San José (Plasencia), en primaria y ‘Mi mejor enemigo’, del IES Cacheiras (La Coruña), en secundaria.

 

MÁS DE 3.500 ESPECTADORES // Este año, bajo el lema ‘Educar la mirada’, FESCILA ha abordado el poder de enseñanza del cine y su capacidad para transmitir una serie de valores, de sentimientos, de actitudes humanas. Es decir, se ha querido recordar y valorar la función social y cultural de un medio de comunicación que habla al espectador sobre cómo es y le enfrenta a sus miedos, sueños y pasiones. El balance que hace la organización de esta edición es muy positivo: se han vuelto a superar los 3.500 espectadores y se mantiene la tendencia de aumento de público en las proyecciones de cortometrajes y largometrajes, siendo las jornadas de inauguración y de clausura las que atraen un mayor número de personas. “Los vecinos de La Almunia y también de los alrededores conocen cada vez más el festival y son conscientes de la calidad que se ofrece, por ejemplo, en las sesiones de cortos. Un cine que, además, no tiene un circuito comercial y que para verlos tiene que ser en muestras como esta”, dice Pemán.

 

En 2018, FESCILA ha logrado otro de sus objetivos: ampliar el espacio dedicado a los estudiantes y las nuevas generaciones. Además de contar con el programa ‘Un día de cine’ del Gobierno de Aragón, este año el concurso de cortometrajes escolares de ‘Valores Educativos y Ciudadanos’ ha pasado del ámbito autonómico al nacional, gracias a la colaboración de la fundación Manuel Giménez Abad y la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la DGA. De esta manera, ahora ya pueden participar cortos realizados en colegios e institutos de todo el país. Los ganadores de este año, participaron el viernes en una jornada de formación audiovisual en La Almunia.

Alexandra Jiménez: “Siempre es un placer volver a mi tierra, me siento muy arropada”

IMG_7826

La actriz zaragozana recibió el premio Villa de La Almunia durante la gala de inauguración del 23 Festival de Cine de La Almunia. En el acto también se nombró Socia de Honor a María Ángeles Castro Martínez del Castillo, sobrina de Florián Rey. La familia del cineasta ha donado numerosos documentos a la asociación cultural que lleva su nombre.

 

Sobre el escenario, con el premio ya en sus manos y visiblemente emocionada, Alexandra Jiménez aseguró que siempre es un placer volver a Aragón, donde se siente muy arropada. Dedicó el premio a sus amigos y familia, especialmente, a sus padres. “Me importan muy pocas opiniones en esta vida y la vuestra es la más importante”, dijo. También se mostró ilusionada por regresar a La Almunia; “volveré”. “Se nota que este festival se hace con corazón y estoy segura de que seguirá creciendo”, añadió.

 

La zaragozana ya visitó el festival en 2006, para participar en una mesa redonda de actrices aragonesas. Por aquel entonces, vivía uno de los momentos más importantes de su carrera con la serie de televisión Los Serrano, en la que interpretaba el papel de África. En esta ocasión, ha estado acompañada por familiares y amigos. Sabía de la presencia de la mayoría, pero no de todos. Por sorpresa, se encontró con su compañera y amiga la actriz Norma Ruiz que, una vez sobre el escenario, dio paso a dos vídeos en los que los actores Susana Domínguez y Carlos Pulido felicitaban a Alexandra por su premio.

 

Alexandra y Norma se conocen desde hace 19 años. “Eres auténtica… no tienes ni redes sociales”, bromeó la actriz. Ya más seria, elogió a Jiménez definiéndola como una persona “honesta y que es pura verdad tanto en la vida como en la profesión”.

photocall villa 2018

Durante la gala de inauguración Pablo Berges y Endika Gómez de Balugera recogieron su premio como ganadores del concurso de carteles y, también, se nombró Socia de Honor de la Asociación ‘Florián Rey’, organizadora del festival, a María Ángeles Castro Martínez del Castillo, sobrina del cineasta. Hace unos meses y por pura casualidad, se entró en contacto con ella y su hijo. Hasta entonces, en el pueblo no se tenía conocimiento alguno de los familiares del director  de cine nacido en La Almunia. Desde que se supo de ellos, han visitado la localidad, han conocido de cerca la labor que se hace por mantener viva la figura de Florián Rey y han cedido de forma desinteresada a la asociación fotografías y documentos inéditos de la vida del cineasta.

 

María Ángeles y los familiares que le acompañaban se mostraron muy emocionados y entusiasmados durante la jornada al ver todo lo que se hace en la localidad natal de su tío por recordarle y mantener viva su figura. “Estamos agradecidísimos por lo que hacéis por él porque lo hacéis por toda la familia”, decía en un encuentro abierto al público que se celebró por la mañana.

 

La mujer explicó que vivieron con su tío porque su madre era viuda –“viví diez años con él, hasta que me casé”-. Recordó que ella sacaba muy buenas notas y que Florián le dijo que podía ir a la universidad o trabajar con él si lo prefería. “Yo no lo dude, no lo pensé. ‘Quiero trabajar contigo’, le dije”. Y lo hizo como secretaria de dirección y script (responsable de mantener la continuidad entre toma y toma durante el rodaje). Respecto al cineasta aseguró que era afable, exigente y que ponía a los actores en situación aunque tuviera que estar con ellos una hora; “eso era un don”.

 

Aunque sólo había estado una vez en La Almunia, María Ángeles contó como en su casa de Madrid siempre se hablaba del pueblo porque “siempre queda algo de él”. Y en un guiño a Aragón ha recordado la jota y las borrajas que “son maravillosas”, dijo entre risas.

 

En dicho encuentro se proyectó 27 minutos de Los chicos de la escuela, una película rodada por el almuniense en 1925 en Pedraza de la Sierra (Segovia). Sólo se conserva de ella ese fragmento y habla del amor imposible entre la hija de un maestro y el hijo del cacique del pueblo.

 

En esta edición, bajo el lema ‘Educar la mirada’, FESCILA abordará el poder de enseñanza del cine y su capacidad para transmitir una serie de valores, de sentimientos, de actitudes humanas. Es decir, recordar y valorar la función social y cultural de un medio de comunicación que le habla al espectador sobre cómo es y le enfrenta a sus miedos, sueños y pasiones.

Gracia Querejeta, premio Florián Rey 2018

_graciaquerejeta_fe2a4171

La directora de cine recogerá el galardón durante la clausura del 23º Festival de Cine de La Almunia (FESCILA). Se trata del máximo reconocimiento que se entrega en el certamen.

Las actrices Alexandra Jiménez, Ana Álvarez y Verónica Sánchez; o los directores y guionistas Carlos Molinero e Ignacio Estaregui también pasarán por el festival, que se celebra del 4 al 12 de mayo.

 

La directora de cine Gracia Querejeta será reconocida este año con el premio Florián Rey en el Festival de Cine de La Almunia (FESCILA), que tendrá lugar del 4 al 12 de mayo en la localidad zaragozana. La cineasta recogerá el galardón la última jornada, durante la gala de clausura. Se trata del máximo reconocimiento que concede el certamen, que celebra ya su vigésimo tercera edición.

 

Con esta será ya la tercera visita de Querejeta al festival almuniense. En 1999, participó en la cuarta edición, dedicada al guion cinematográfico; y en 2010 acompañó  junto a otros compañeros y amigos al director José Luis García Sánchez cuando este recibió el premio Villa de La Almunia.

 

La madrileña estrenará el próximo 5 de octubre su último trabajo, ‘Ola de crímenes’, protagonizado por Maribel Verdú, Juana Acosta, Antonio Resines y Luis Tosar, entre  otros. Su primer largometraje, ‘Una estación de paso’ (1992), le valió el premio especial del Jurado en la SEMINCI. Luego, llegarían ‘El último viaje de Robert Rylands’, ‘Cuando vuelvas a mi lado’ (mención especial del Jurado en San Sebastián por la calidad de la dirección e interpretación), ‘Héctor’ (Biznaga de Oro en el Festival de Málaga) y ‘Siete mesas de billar francés’. Ya más recientemente, estrenó ’15 años y un día’ (también Biznaga de Oro en Málaga en 2013) y ‘Felices 140′ (2015).

 

El premio a Gracia Querejeta se ha anunciado durante la presentación del festival en la Diputación Provincial de Zaragoza. Un acto al que han asistido el vicepresidente primero de la DPZ, Martín Llanas; la alcaldesa de La Almunia, Marta Gracia; y la directora del festival, Carmen Pemán.

En esta edición bajo el lema ‘Educar la mirada’, FESCILA abordará el poder de enseñanza del cine y su capacidad para transmitir una serie de valores, de sentimientos, de actitudes humanas. Es decir, recordar y valorar la función social y cultural de un medio de comunicación que le habla al espectador sobre cómo es y le enfrenta a sus miedos, sueños y pasiones.

 

9 DÍAS LLENOS DE CINE // La programación comienza este viernes 4. A las 22:00 en el cine Salón Blanco, se proyectará la primera sesión de cortometrajes a concurso. Junto con otras cuatro sesiones los días 5, 7, 8 y 9, se pasarán un total de 38 cortos, los que conforman la Sección Oficial y que optan al premio del público.

 

El sábado 5, a las 12:00 en el palacio de San Juan, se inaugurará la exposición ‘Cine y Educación. ¿Necesita la sociedad planes de alfabetización mediática?’ y se proyectará el fragmento que se conserva de la película ‘Los chicos de la escuela’, rodada por Florián Rey en 1925. En el mismo lugar, a las 19:00, tendrá lugar un encuentro y coloquio con la actriz Alexandra Jiménez, premio Villa de La Almunia 2018. Una hora después en el cine Salón Blanco, en la gala de inauguración, la zaragozana recogerá dicho galardón, concedido por el ayuntamiento de la localidad. En este acto también se nombrará Socia de Honor a María Ángeles Castro Martínez del Castillo, sobrina de Florián Rey.

 

El domingo 6, entre otros actos, la II Muestra Audiovisual de Valdejalón, en la que directores, productores y actores de la comarca participarán en un encuentro con el público y presentarán sus trabajos.

 

Ya entre semana, se proyectarán varias películas relacionadas con el tema monográfico: ’15 años y un día’, ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’ y ‘La librería’ (lunes 7, martes 8 y miércoles 9, respectivamente. Todas a las 19:00 en el cine Salón Blanco); y ‘La llamada’ (el jueves 10 a las 22:00). Ese mismo jueves, a las 19:30 en el palacio de San Juan, el director Ignacio Estaregui y el escritor Juan Luis Saldaña presentarán la película ‘Miau’, adaptación de la novela ‘Hilo musical para una piscifactoría’.

 

El viernes 11, a las 19:30 en el Colegio Salesianos, habrá un encuentro con el director y guionista Carlos Molinero (ha trabajado en series como ‘El comisario’, ‘La fuga’, ‘Cuéntame cómo paso’ o ‘Fugitiva’); y las actrices Ana Álvarez (‘Cha-cha-chá’, ‘Sin tetas no hay paraíso’, ‘Los misterios de Laura’, ‘La verdad’) y Verónica Sánchez (‘Los Serrano’, ‘Tiempos de guerra’, ‘Las 13 rosas’).

 

Durante el festival, también habrá varias sesiones del programa ‘Un día de cine’, del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, en las que participarán escolares y estudiantes de la zona.

 

Ya el sábado 12 se celebrará la jornada de clausura. Se leerán los guiones ganadores (10:30 en la plaza de la Paz y 11:15 en la plaza del Jardín), se proyectará el palmarés de cortometrajes (16:30 Teatro Colegio Salesianos) y a las 19:30 tendrá lugar la gala de clausura en el cine Salón Blanco. Presentada por el periodista David Marqueta, se entregarán los premios de los concursos y la directora Gracia Querejeta recibirá el premio Florián Rey 2018.

Alexandra Jiménez, premio ‘Villa de La Almunia’ 2018

alexandra1_reference

La actriz zaragozana recogerá el galardón, concedido por el ayuntamiento, en la inauguración del 23º Festival de Cine de La Almunia (FESCILA) el 5 de mayo. Este año, el ‘Villa de La Almunia’ renueva su imagen con una estatuilla del escultor José Antonio Barrios con la manzana como símbolo de la localidad y sus gentes. // Imagen Alexandra: FOTOGRAMAS.

 

La primera vez que Alexandra Jiménez visitó el Festival de Cine de La Almunia (FESCILA) fue en 2006, para participar en una mesa redonda de actrices aragonesas junto a Luisa Gavasa, Ana Gracia y Ana Labordeta, entre otras. Por aquel entonces, vivía uno de los momentos más importantes de su carrera con la serie de televisión Los Serrano, en la que interpretaba el papel de África. Ahora, doce años después y con una nutrida trayectoria, Jiménez regresará al municipio zaragozano para recoger el premio ‘Villa de La Almunia’. Será el próximo 5 de mayo, durante la inauguración de la 23º edición del festival.

 

El ayuntamiento local aprobó por unanimidad en su última sesión plenaria conceder dicho galardón a la actriz zaragozana. El ‘Villa de La Almunia’ es un premio que desde 2009 el consistorio entrega a propuesta de la Asociación ‘Florián Rey’, organizadora de FESCILA, a personalidades de la comunidad autónoma destacadas en el ámbito de la cultura (cine, televisión, teatro, letras, etc.). “Alexandra se ha convertido en una de las caras más conocidas del cine español más reciente y con sus personajes va demostrando todo su potencial, su versatilidad y su capacidad interpretativa más allá de la comedia, que quizá sea el género con el que más se le relacione”, explica la directora del festival de cine, Carmen Pemán. “Está claro que todavía nos queda mucho por ver de Alexandra, pero creemos que es un buen momento para reconocer su trabajo y para que vuelva a visitar nuestro pueblo y vea todo el cariño que aquí se le tiene”, añade.

 

EL ‘VILLA’ RENUEVA IMAGEN // Desde sus inicios, el premio ‘Villa de La Almunia’ ha consistido en una reproducción en cerámica de la pila bautismal de la ermita de Cabañas, el elemento que mejor representa el rico patrimonio medieval que alberga el pequeño templo. Sin embargo, la estatuilla ha ido perdiendo su carácter único al entregarse también para otros reconocimientos por lo que el ayuntamiento decidió hace unos meses repensar la imagen del galardón.

 

Manzana Villa 4

Finalmente, el nuevo ‘Villa de La Almunia’ será una manzana de bronce sobre soporte de piedra de Calatorao, obra del artista José Antonio Barrios. La fruta, sin duda, es uno de los símbolos de la localidad: la agricultura ha marcado –y sigue marcando– su historia y los campos de frutales conforman su paisaje. La estatuilla la forma una brillante y sólida manzana con una larga y estilizada hoja. El interior es un espacio cóncavo que guarda el corazón del fruto y en el que se puede apreciar una cara sonriente. “El corazón de la manzana es el corazón de La Almunia, de su gente”, dice la alcaldesa de la localidad, Marta Gracia. “Con esta pequeña escultura, Barrios homenajea al pueblo y este homenajea a sus premiados ofreciéndoles lo mejor de nosotros mismos”, añade.

 

Alexandra Jiménez será la primera en recibir la nueva estatuilla. Recordamos que en su vigésimo tercera edición (del 4 al 12 de mayo) y bajo el lema ‘Educar la mirada’, FESCILA abordará el poder de enseñanza del cine y su capacidad para transmitir una serie de valores, de sentimientos, de actitudes humanas. Es decir, recordar y valorar la función social y cultural de un medio de comunicación que le habla al espectador sobre cómo es y le enfrenta a sus miedos, sueños y pasiones.

FESCILA PRESENTA LA IMAGEN DE SU 23ª EDICIÓN

jurado_cartel_fescila

‘Megafonía Visual’ ha sido el cartel elegido para ser la imagen de la próxima edición del Festival de Cine de La Almunia (FESCILA), que se celebrará del 4 al 12 de mayo. Los autores son dos jóvenes diseñadores gráficos, Pablo Berges y Endika Gómez de Balugera. El jurado, formado por varios artistas locales, el Ayuntamiento –coorganizador del festival–, y miembros de la dirección del festival, ha valorado el alto nivel del conjunto de propuestas y la variedad de estilos.

Tras dos años colaborando con la Escuela Superior de Diseño de Aragón (ESDA), era la primera vez que el concurso de cartel se abría a todo el público. En total, se han presentado una treintena de ideas.

megafoníavisual_fescila18

En su vigésimo tercera edición, bajo el lema ‘Educar la mirada’, el festival almuniense quiere abordar el poder de enseñanza del cine y su capacidad para transmitir una serie de valores, de sentimientos, de actitudes humanas. Es decir, recordar y valorar la función social y cultural de un medio de comunicación que le habla al espectador sobre cómo es y le enfrenta a sus miedos, sueños y pasiones.

 

CONCURSOS AL ALZA

Un año más, ha vuelto a crecer la participación en las competiciones de cortometrajes y guiones para cortometrajes, especialmente, en la segunda. Se han recibido 250 escritos, un 56% más que el año pasado (140). Han llegado de puntos de toda España y, también,  de países como Argentina, México o Perú para la categoría de Mejor guión hispanoamericano.

El nivel de cortometrajes se mantiene más estable, pero aun así alto: 450 obras. La mayoría llegan ya a través de la plataforma digital ‘Click for Festival’. De entre todos ellos, el jurado seleccionará la que será la Sección Oficial de la muestra que se proyectará durante la semana de FESCILA.

 

LOS CORTOS ESCOLARES DAN EL SALTO A NACIONAL

El de cartel no ha sido el único concurso que ha ampliado su espectro de participantes. La categoría de cortometrajes de ‘Valores Educativos y Ciudadanos’, dirigida a centros escolares, pasa del ámbito autonómico al nacional. Esta ampliación ha sido gracias al apoyo de la fundación ‘Manuel Giménez Abad, entidad con la que se diseñó tal categoría, y la colaboración del Departamento de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón. En total, se han recibido 60 cortometrajes rodados en colegios e institutos por los propios alumnos en equipo con sus profesores.

“Para el festival es esencial crecer en aspectos como la categoría escolar, destinada a los espectadores más pequeños. Sobre todo, en una edición enfocada al valor educativo del cine”, señala Carmen Pemán, directora de FESCILA. “El cine en sí mismo es una importante herramienta de aprendizaje sobre el propio cine. Hoy, más que nunca, vivimos envueltos de imágenes y es clave que los más jóvenes tengan una correcta alfabetización audiovisual”, añade.

Entre todos los concursos, el Festival ha recibido más de  750 trabajos, lo que supone un nuevo récord de participación.

FESCILA abre sus concursos de cortometrajes, guiones y cartel para la edición de 2018

Reproducción de la 'Cabeza de mujer' de Adolfo Aznar, estatuilla de los principales premios de los concursos de guiones y cortometrajes.

3El Festival de Cine de la Almunia, FESCILA, da el pistoletazo de salida a su 23 edición con la apertura del plazo de los concursos de cortometrajes, guiones y cartel anunciador.

Las bases para el concurso de cortometrajes pueden consultarse aquí y las del concurso de guiones aquí. En el concurso de cortometrajes se establecen cinco categorías: ficción, documental, animación, aragonés y comarcal. Los cortos deben haber sido realizados con posterioridad al 1 de enero de 2016 y no pueden superar los 30 minutos (incluidos los créditos). Para los guiones se establecen otras cinco categorías (libre, juvenil, aragonés, comarcal o hispanoamericano), deben ser inéditos y no pueden superar las 20 páginas. El plazo en ambos concursos está abierto hasta el 25 de enero de 2018.

Reproducción de la 'Cabeza de mujer' de Adolfo Aznar, estatuilla de los principales premios de los concursos de guiones y cortometrajes.

Reproducción de la escultura ‘Cabeza de mujer’ de Adolfo Aznar, estatuilla que se entrega a los principales premios de los concursos de guiones y cortometrajes.

 

En esta edición las bases para los cortos que concursan en la categoría ‘Valores educativos y ciudadanos’, realizados en centros educativos, se publicarán por separado a lo largo de las próximas semanas. El plazo para estos trabajos también se cerrará más tarde.

Concurso de carteles, este año abierto a todos

Después de dos años celebrando el concurso de carteles entre los alumnos de la Escuela Superior de Diseño de Aragón, en esta edición la organización del festival ha decidido ampliar la participación a diseñadores profesionales o amateur. Las bases para este concurso se pueden consultar aquí y el plazo para presentar propuestas finaliza igualmente el 25 de enero. El cartel debe centrarse en el tema monográfico elegido para estructurar la programación de la edición 2018: ‘Educar la mirada’.

‘Educar la mirada’, el cine y su valor de aprendizaje

lengua-mariposas (3)

‘La lengua de las mariposas´, de José Luis Cuerda

Desde el instante en el que nació, el cine asumió un importante papel cultural que ha ido perfeccionando con el paso del tiempo: documentar el momento histórico, hablar de cómo es el hombre y construir los relatos, las historias que articulen su realidad y le ayuden a desenvolverse en ella como miembro de una sociedad. En esa función básica y esencial del audiovisual pondrá el foco el Festival del Cine de La Almunia (FESCILA) en su vigésimo tercera edición, que tendrá lugar del 4 al 12 de mayo del próximo año.

katmandu

‘Katmandú’, de Icíar Bollaín.

Bajo el lema ‘Educar la mirada’, el festival almuniense quiere abordar el poder de enseñanza del cine y su capacidad para transmitir una serie de valores, de sentimientos, de actitudes humanas. “El cine nos habla de cómo somos y nos enfrenta a nuestros miedos, a nuestros sueños y pasiones”, explica Carmen Pemán, directora de FESCILA. “Como dijo Lorca, ‘cuando las cosas llegan a los centros, no hay quien las arranque’. Y, precisamente, así es como creemos que actúa esa función educativa del cine. Éste es mucho más que una hora y media en una butaca frente a la pantalla, es algo que pretende llegar al espectador, mover algo en su interior y acompañarle más allá de las salas”, añade.

cobardes-pelicula

‘Cobardes’, de José Corbacho y Juan Cruz

Además, el cine también es una importante herramienta de aprendizaje sobre el propio cine y el lenguaje audiovisual. “Hoy, más que nunca, vivimos envueltos en imágenes de todo tipo y es esencial que todos, especialmente los más jóvenes, tengan una correcta alfabetización audiovisual. Que sepan del poder de la imagen, de su valor y de toda la carga simbólica e informativa que puede llevar consigo”, opina Pemán.