Archivos de Etiquetas: Fescila

Jorge Asín, reconocido con el premio ‘Villa de La Almunia’

IMG_0627

El actor zaragozano Jorge Asín ha sido reconocido con el premio ‘Villa de La Almunia 2019’, un galardón que concede el ayuntamiento de la localidad y que fue aprobado por unanimidad en la última sesión plenaria. Dicho premio se entrega desde hace una década y su destinatario, propuesto por la organización del Festival de Cine de La Almunia (Fescila), se busca que sea una personalidad destacada de la cultura en Aragón y vinculada al sector audiovisual.

 

En esta ocasión, se ha valorado la profesionalidad de Asín y su consolidada –que no finalizada– trayectoria, de varias décadas y desarrollada, principalmente, en la pequeña pantalla, pero también en el teatro y, más recientemente, en el cine. “Jorge representa una conjunción perfecta de factores: es un actor y creador fantástico, con una gran personalidad y uno de los mejores representantes del sentido del humor aragonés, esa somarda que nos lo hace tan cercano y, precisamente por eso, tan global”, señala Marta Gracia, alcaldesa de La Almunia. “Es imposible no querer a Jorge Asín y estamos encantados de que a partir de ahora con este premio vaya a ser un poquito parte de nuestro pueblo”, añade.

 

Precisamente, otro de los aspectos que se ha tenido en cuenta a la hora de conceder el galardón es el cariño y el respeto que Jorge Asín se ha labrado entre el público gracias, en gran medida, a su trabajo en el programa Oregón TV. “Hablar en nuestra comunidad autónoma de humor es para muchos sinónimo de Jorge Asín. Desde el cariño y el respeto, él y el resto del equipo de Oregón TV  saben captar, reflejar y caricaturizar la forma de ser de los aragoneses, nuestros defectos y nuestras virtudes”, dice la directora de Fescila, Carmen Pemán. Además, puntualiza, “esta es la edición indicada para hacer este reconocimiento ya que el tema monográfico de este año es el cine y el humor”. Bajo el lema ‘El valor de la risa’, el festival podrá el foco en la comedia, un género que ha evolucionado mucho en los últimos años dentro de la cinematografía española ganando espacio en las carteleras y entre los espectadores.

 

Jorge Asín recibirá el ‘Villa de La Almunia’ durante la celebración de la vigésimo cuarta edición del festival almuniense, que se celebrará del 3 al 11 de mayo. Aunque el actor no pudo estar en Fescila en 2014, cuando el equipo de Oregón TV fue reconocido con el mismo galardón, sí lo visitó para acompañar y arropar al director, productor y guionista Gaizka Urresti cuando este recibió también dicho premio. De esta manera, Asín se sumará a la nómina de los ‘Villa’ en la que se encuentran Luis Alegre, Paula Ortiz, Luisa Gavasa, Itziar Miranda o Miguel Ángel Lamata, entre otros.

 

RESUMEN TRAYECTORIA JORGE ASÍN // Jorge Asín (Zaragoza, 1972) cuenta con una larga trayectoria en teatro. Fue sobre las tablas donde comenzó su carrera como actor aunque fue a través de la pequeña pantalla como se dio realmente a conocer entre el público general gracias, en gran medida, al programa Oregón TV, en emisión en Aragón TV desde hace más de diez años.

 

Además de Oregón TV, fue actor y guionista de programas como Vaya Comunidad (Aragón TV,2005-2006), Tres eran Tres (Aragón TV, 2006) o Que viene el lobo (Antena Aragón, 2003-2005) y fue coordinador de guion en el año 2010 del programa de Aragón TV, En el fondo norte.

 

El zaragozano ha participado y dirigido numerosas obras de teatro entre las que destacan: Ratas de Biblioteca (2014), Viajes Verne, A tomar por mundo (2013) o Arreglando el mundo (2011). Con la compañía que tiene junto a su compañera de Oregón TV, Marisol Aznar, dirigió en 2012 Tiempos Modorros. En 2005 participó en la obra Otelo de William Shakespeare con la compañía de Teatro Che y Moche. Actuó en la obra Sancho Panza en la Ínsula (2004) de Miguel de Cervantes con la compañía Disgustos Teatrales, y en El Principito (2000).

 

En lo que se refiere a cine, Jorge Asín ha participado en los últimos años en películas como Refugios (Alejandro Cortés, 2013), Justi&Cia (Ignacio Estaregui, 2014), Bendita Calamidad (Gaizka Urresti, 2015), Villaviciosa de al lado (Nacho G. Velilla, 2016), Yucatán (Daniel Monzón, 2018) y La Tribu (Fernando Colomo, 2018). A estos trabajos hay que sumar sus papeles en numerosos cortometrajes.

Alexandra Jiménez: “Siempre es un placer volver a mi tierra, me siento muy arropada”

IMG_7826

La actriz zaragozana recibió el premio Villa de La Almunia durante la gala de inauguración del 23 Festival de Cine de La Almunia. En el acto también se nombró Socia de Honor a María Ángeles Castro Martínez del Castillo, sobrina de Florián Rey. La familia del cineasta ha donado numerosos documentos a la asociación cultural que lleva su nombre.

 

Sobre el escenario, con el premio ya en sus manos y visiblemente emocionada, Alexandra Jiménez aseguró que siempre es un placer volver a Aragón, donde se siente muy arropada. Dedicó el premio a sus amigos y familia, especialmente, a sus padres. “Me importan muy pocas opiniones en esta vida y la vuestra es la más importante”, dijo. También se mostró ilusionada por regresar a La Almunia; “volveré”. “Se nota que este festival se hace con corazón y estoy segura de que seguirá creciendo”, añadió.

 

La zaragozana ya visitó el festival en 2006, para participar en una mesa redonda de actrices aragonesas. Por aquel entonces, vivía uno de los momentos más importantes de su carrera con la serie de televisión Los Serrano, en la que interpretaba el papel de África. En esta ocasión, ha estado acompañada por familiares y amigos. Sabía de la presencia de la mayoría, pero no de todos. Por sorpresa, se encontró con su compañera y amiga la actriz Norma Ruiz que, una vez sobre el escenario, dio paso a dos vídeos en los que los actores Susana Domínguez y Carlos Pulido felicitaban a Alexandra por su premio.

 

Alexandra y Norma se conocen desde hace 19 años. “Eres auténtica… no tienes ni redes sociales”, bromeó la actriz. Ya más seria, elogió a Jiménez definiéndola como una persona “honesta y que es pura verdad tanto en la vida como en la profesión”.

photocall villa 2018

Durante la gala de inauguración Pablo Berges y Endika Gómez de Balugera recogieron su premio como ganadores del concurso de carteles y, también, se nombró Socia de Honor de la Asociación ‘Florián Rey’, organizadora del festival, a María Ángeles Castro Martínez del Castillo, sobrina del cineasta. Hace unos meses y por pura casualidad, se entró en contacto con ella y su hijo. Hasta entonces, en el pueblo no se tenía conocimiento alguno de los familiares del director  de cine nacido en La Almunia. Desde que se supo de ellos, han visitado la localidad, han conocido de cerca la labor que se hace por mantener viva la figura de Florián Rey y han cedido de forma desinteresada a la asociación fotografías y documentos inéditos de la vida del cineasta.

 

María Ángeles y los familiares que le acompañaban se mostraron muy emocionados y entusiasmados durante la jornada al ver todo lo que se hace en la localidad natal de su tío por recordarle y mantener viva su figura. “Estamos agradecidísimos por lo que hacéis por él porque lo hacéis por toda la familia”, decía en un encuentro abierto al público que se celebró por la mañana.

 

La mujer explicó que vivieron con su tío porque su madre era viuda –“viví diez años con él, hasta que me casé”-. Recordó que ella sacaba muy buenas notas y que Florián le dijo que podía ir a la universidad o trabajar con él si lo prefería. “Yo no lo dude, no lo pensé. ‘Quiero trabajar contigo’, le dije”. Y lo hizo como secretaria de dirección y script (responsable de mantener la continuidad entre toma y toma durante el rodaje). Respecto al cineasta aseguró que era afable, exigente y que ponía a los actores en situación aunque tuviera que estar con ellos una hora; “eso era un don”.

 

Aunque sólo había estado una vez en La Almunia, María Ángeles contó como en su casa de Madrid siempre se hablaba del pueblo porque “siempre queda algo de él”. Y en un guiño a Aragón ha recordado la jota y las borrajas que “son maravillosas”, dijo entre risas.

 

En dicho encuentro se proyectó 27 minutos de Los chicos de la escuela, una película rodada por el almuniense en 1925 en Pedraza de la Sierra (Segovia). Sólo se conserva de ella ese fragmento y habla del amor imposible entre la hija de un maestro y el hijo del cacique del pueblo.

 

En esta edición, bajo el lema ‘Educar la mirada’, FESCILA abordará el poder de enseñanza del cine y su capacidad para transmitir una serie de valores, de sentimientos, de actitudes humanas. Es decir, recordar y valorar la función social y cultural de un medio de comunicación que le habla al espectador sobre cómo es y le enfrenta a sus miedos, sueños y pasiones.

Raúl Arévalo, premio Florián Rey 2017 en FESCILA

AREVALO

El actor, director y guionista recogerá el galardón el jueves 11 mayo en una gala especial que se celebrará en el cine Salón Blanco a las 20:00 horas. FESCILA considera a Arévalo el mejor exponente de la nueva generación del cine español, tema en el que se ha centrado este año el certamen. El 5 mayo comenzará en La Almunia más de una semana de cine con 17 proyecciones y 35 cortometrajes a concurso.

 

El Festival de Cine de La Almunia (FESCILA) en su vigésimo segunda edición, que se celebrará del 5 al 13 de mayo, se ha propuesto poner el foco en la nueva generación de cineastas nacionales. Bajo el lema Tomando el relevo: nuevos talentos del cine español, quieren destacar el papel de este grupo de profesionales nacidos a finales de los 70 y durante la década de los 80, y que en los últimos años ha irrumpido con fuerza en la cartelera y en los festivales.

 

El ‘Florián Rey’ es el premio más importante del certamen almuniense y es entregado a una personalidad destacada de la cinematografía española que ilustra el tema monográfico de cada edición. En este caso, la organización de FESCILA tuvo claro desde el principio que Raúl Arévalo era la persona que mejor representa en este momento a la nueva generación de nuestro cine.

 

“Es el ejemplo más reciente en el tiempo de todo el potencial, innovación y ganas de hacer cine que guardan estos nuevos talentos. Llevábamos años viendo como Raúl Arévalo se iba jalonando una impecable carrera como actor demostrando una gran versatilidad tanto en la pequeña como en la gran pantalla, pero el éxito cosechado con su ópera prima ha marcado, sin duda, un punto importante en nuestra cinematografía”, dice Carmen Pemán, directora del festival de cine.

 

Con su primer largometraje, Tarde para la ira, Raúl Arévalo (Móstoles, 1979) se alzó este año con los Goya a Mejor película, Mejor director novel y Mejor guion, algo que hasta ahora han conseguido muy pocos directores, concretamente, tres: Agustín Díaz Yanes con Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, Alejandro Amenábar (Tesis) y Achero Mañas (El Bola).

 

Aunque Arévalo cuenta con destacados trabajos en la televisión y también con varios montajes teatrales, su carrera se ha desarrollado principalmente en la gran pantalla. Tras varias incursiones en el cine, en 2006 le llega AzulOscuroCasiNegro, la ópera prima de Daniel Sánchez-Arévalo, que le valió a Raúl el premio a Mejor actor revelación de la Unión de Actores. Ese mismo año, Antonio Banderas lo elige como uno de sus protagonistas para su segunda película como director, El camino de los ingleses.

 

A partir de ahí, Arévalo ha trabajado con cineastas de la talla de Gracia Querejeta (Siete mesas de billar francés), José Luis Cuerda (Los girasoles ciegos), Icíar Bollaín (También la lluvia), Pedro Almodóvar (Los amantes pasajeros) o Alberto Rodríguez (La isla mínima). Además, desde el principio, se convirtió es un imprescindible del resto de proyectos de Sánchez-Arévalo (Gordos, Primos, La gran familia española).

 

En su palmarés como actor cuenta con dos premios más de la Unión de Actores por sus papeles en Siete mesas… (2007) y Primos (2011); y el Goya a Mejor interpretación masculina de reparto por Gordos (2009), el único cabezón que se ha llevado en sus cinco nominaciones.

 

Por todo ello, Raúl Arévalo recibirá el próximo 11 de mayo el premio Florián Rey, en una gala especial, que se celebrará a las 20:00 en el cine municipal Salón Blanco.

Programación 2017

Para entonces, la localidad ya llevará más de una semana con la alfombra roja extendida. El viernes 5 de mayo, a las 20:00 en el Salón Blanco, tendrá lugar la inauguración del festival con la entrega del premio ‘Villa de La Almunia’ a la actriz zaragozana Elena Rivera, conocida por su papel de Karina en Cuéntame (TVE). Ese mismo día, a las 22:00 se proyectará la primera sesión de los cortometrajes de la Sección Oficial. El resto de sesiones serán los días 6, 8, 9 y 10 de mayo, también a las diez de la noche. En total, se proyectarán los 35 trabajos seleccionados que optan al premio del público.

 

Continuando con la programación, el sábado 6  por la mañana, se llevará a cabo un homenaje al cineasta almuniense Adolfo Aznar (1900-1975) con el descubrimiento de una placa que señalará el lugar en el que nació y con una charla-coloquio con sus familiares. Además, también se inaugurará en el Palacio de San Juan la exposición de pintura del grupo de artistas locales “Pintamonas”. Todo ello será a partir de las 11:30. Ya por la tarde, a las 19:00 en el colegio Salesianos, la directora y guionista Marina Seresesky presentará su ópera prima La puerta abierta, protagonizada por Carmen Machi, Terele Pávez y Asier Etxeandía.

 

El domingo 7, a las 12:30 en el Salón Blanco, tendrá lugar el ya tradicional concierto de música y cine, en esta ocasión, a cargo de la Coral de la Escolanía La Paz de Zaragoza. Y a las 19:00 en el teatro Salesianos se celebrará la I Muestra Audiovisual de Valdejalón, en la que se darán encuentro directores, productores y actores de la comarca para mostrar y hablar sobre sus obras.

 

Dentro del programa, no podía faltar la proyección de películas realizadas por la nueva generación del cine español. El público podrá disfrutar de Requisitos para ser una persona normal, de Leticia Dolera (lunes 8, 19h); 1898. Los últimos de Filipinas, de Salvador Calvo (marte 9, 19h); Tarde para la ira, de Raúl Arévalo (miércoles 10, 19h); y Kiki, el amor se hace, de Paco León (jueves 11, 22h). Todas se proyectarán en el cine Salón Blanco.

 

FESCILA 2017 contará, un año más, con el programa “Un día de cine”, del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, y, también, con la I Muestra de cortos de comedia de la Escuela Politécnica de La Almunia (Aula Magna de la EUPLA, jueves 11 a las 18:00).

 

El viernes 12, víspera de la clausura, en el restaurante El Patio se degustará la película El festín de Babette (Gabriel Axel, 1987) en la ya conocida Cena de Cine (es necesario reservar cubierto previamente).

 

El sábado 13, a las 16:30 en el colegio Salesianos se proyectará el palmarés de cortometrajes. Y a las 19:30, en lagala de clausura, que será presentada por la actriz Laura Gómez-Lacueva, se entregarán los premios de los concursos de cortos y de guiones; y se nombrará Socio de Honor a la Universidad San Jorge.

La nueva generación del cine español, protagonista del 22º FESCILA

Aura Garrido y Javier Pereira en Stockholm (Sorogoyen, 2012)

“Tomando el revelo: nuevos talentos del cine español” será el lema del vigésimo segundo Festival de Cine de La Almunia. Se mantiene la participación en los concursos de cortometrajes y guiones con más de 600 trabajos recibidos

 

En 2017, el Festival de Cine de La Almunia (FESCILA) se ha propuesto parar el tiempo y tomar una fotografía del momento actual que vive el cine español. El 21% de IVA cultura, la piratería o la inestabilidad laboral siguen siendo problemas que achacan a esta industria, pero entre todo ello hay espacio para lo positivo, para el talento. El festival almuniense, que se celebrará del 5 al 13 de mayo bajo el lema Tomando el relevo: nuevos talentos del cine español, quiere dedicar su vigésimo segunda edición a la nueva generación de la cinematografía nacional.

 

“Son profesionales del cine nacidos a finales de los años 70 y durante la década de los 80, y que en los últimos años han irrumpido con fuerza en las carteleras y en el panorama cinematográfico de nuestro país”, explica Carmen Pemán, directora de FESCILA. “No es algo fácil de definir, pero su huella y presencia en nuestro cine son claras”, añade. El ejemplo más cercano, la última edición de los premios Goya. Óperas primas como Tarde para la ira, de Raúl Arévalo, o 1898: Los últimos de Filipinas, de Salvador Calvo –o segundos trabajos, en el caso de Rodrigo Sorogoyen y su Que Dios nos perdone– llegaron nominadas junto con trabajos de directores más consagrados como Pedro Almodóvar o Alberto Rodríguez a las principales categorías, y llegaron a imponerse en muchas.

 

La organización del festival considera que el relevo generacional se está dando en todos los departamentos –dirección, interpretación, guion, producción, etc. –, pero destaca la capacidad de algunas figuras para moverse en varios de estos ámbitos. “Tenemos, por ejemplo, a Paco León, Raúl Arévalo, Leticia Dolera o Daniel Guzmán; personas a las que hemos conocido como actores y actrices, pero que más adelante han dado el salto como directores, guionistas o productores con resultados más que notables”, dice Pemán. Una cierta capacidad de “hombre orquesta” que, asegura, llevan tiempo viendo en muchos de los cortometrajes que participan en su muestra.

 

Además, desde el festival también señalan que los trabajos de esta nueva generación tienen mucho en común: son películas frescas, con formas de narrar renovadas y cuya temática, en muchos casos, habla de la forma de vivir y de pensar de dicha generación –Stockholm, de Sorogoyen, y 10.000 km, de Carlos Marqués-Marcet, por ejemplo–. Un presupuesto ajustado o un largo proceso de trabajo hasta poder llegar a la gran pantalla –Tarde para la ira ha sido un proyecto de 8 años y A cambio de nada, de Guzmán, fueron 10– son otros puntos que comparten.

 

Con todo ello, Carmen Pemán valora así el tema monográfico elegido: “Creemos que es una buena temática y que al igual que el del año pasado, con la relación entre el cine y la televisión, toma el pulso de nuestro cine actual. Tanto los invitados que pasen por La Almunia como las películas que se proyecten creemos que serán atractivas para espectadores de todas las edades”.

 

Continúa la buena salud de los concursos

 

En 2017, se ha vuelto a superar la cifra de los 600 trabajos recibidos entre cortometrajes y guiones para cortometrajes. Concretamente, a día de hoy, han llegado 620, pero se podría llegar a superar la cifra del pasado año, 633, y que supuso un récord de participación. Al concurso de guiones se han presentado 137 escritos y aunque el plazo se cerró el 25 de enero, todavía podrían llegar algunos trabajos de Hispanoamérica. “Suele ser ya lo habitual. Aunque en los matasellos se ve que los guionistas han enviado los trabajos dentro del plazo, al tener que cruzar el charco tardan mucho más en llegar que los guiones que nos envían desde cualquier punto de España”, apunta un miembro del jurado. Cuba, Argentina, Nicaragua, México o Colombia son algunos de los países desde los que se ha participado este año.

 

También se espera que en los próximos días aumente el número de cortometrajes presentados a la muestra Adolfo Aznar. A los 483 ya recibidos se sumarán los de los centros educativos aragoneses, que pueden enviar sus cortometrajes hasta el 25 de febrero para participar en la categoría de “Valores Educativos y Ciudadanos”, unos premios patrocinados por la fundación Manuel Giménez Abad. “En los colegios e institutos el ritmo es distinto y no cuentan con todo un año para hacer el corto. El curso empieza en septiembre y estos proyectos suelen formar parte de alguna asignatura o tiene que hacerse en los ratos libres de los alumnos y los profesores, por eso les damos un mes más de margen”, explica una miembro del jurado de la muestra.

 

Además, las cifras también hablan de la cada vez mayor tendencia a participar a través de Internet: del total de cortos recibidos, 428 se han enviado por la plataforma Click for Festivals –implantada en FESCILA hace dos años–, y sólo 55 han llegado por correo ordinario.

FESCILA 2016: El tamaño no importa

fescila-resumen

La principal conclusión a la que se llegó en la última edición del Festival de Cine de La Almunia fue que las fronteras entre el cine y la televisión, y sus respectivas producciones, se han ido desdibujando en los últimos años, hasta el punto de que cada vez parecen importar menos las dimensiones de la pantalla. Una mayor apuesta por la calidad técnica y la búsqueda de una factura cinematográfica en las series más recientes o el que ya no existan «clases» entre los actores por trabajar en un medio u otro son algunos de los temas que se abordaron durante el pasado mes de mayo en una edición que, bajo el lema «Pequeña gran pantalla», batió récords de asistencia y participación.

// Texto e imagen: Alejandro Aísa

 

En 2016, más de 3.000 personas pasaron por la vigésimo primera edición de FesciLA. Si esta cifra final de público aumenta año tras año es gracias a que buena parte de esos espectadores es ya fiel a la cita cinematográfica almuniense. Fiel e imprescindible, claro está, sobre todo, para una de las actividades más importantes del Festival como es su concurso de cortometrajes -del que, por cierto, se acaban de abrir los plazos de participación junto al concurso de guiones 2017-. Los espectadores fueron los encagados de elegir el premio al Mejor corto del público de entre los 34 trabajos de la Sección Oficial, seleccionados por el jurado de entre los 494 que se presentaron a la muestra. En total, entre cortos y guiones, el Festival recibió más de 630 trabajos. 

 

Finalmente, como ya ha ocurrido en otras ediciones, público y jurado coincidieron y Una vez, de María Guerra y Sonia Madrid, se hizo con el galardón de los espectadores y con el premio especial del jurado. En el apartado de guiones para cortometrajes, el primer premio en categoría libre fue para Semilla, de Cesáreo Segura; y el segundo para Alicia Parreño por Tres hombres y un destinoConsulta el palmarés de cortos y guiones 2016.

 

En esta ocasión, FesciLA quería analizar la evolución de la relación entre el cine y la televisión en España, dos medios que con el paso del tiempo se han ido acercando. En la pequeña pantalla, se ofrecen ficciones de mayor calidad que quieren ir más allá del mero entretenimiento con guiones muy trabajados y un alto nivel técnico. Directores, actores y demás profesionales del audiovisual se emplean indistintamente en ambos medios; hace tiempo que el trabajar en televisión no supone un lastre para llegar a la gran pantalla, más bien, todo lo contrario. Por otro lado, también vemos como las cadenas de televisión se han convertido en un importante respaldo económico para que muchos proyectos lleguen a las taquillas, aunque ello suponga también que sean unos pocos los que tengan el «poder» de decidir qué películas pueden llegar a la cartelera.

 

Precisamente, este último fue uno de los temas del que más se habló en la mesa redonda compuesta por Virginia Yagüe, guionista, productora, escritora y presidenta de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA); Belén Macías, directora de cine y televisión; y la actriz Nieves de Medina, que también desarrolla desde hace tiempos su carrera en ambos medios. Las tres hablaron de forma distendida con los asistentes sobre sus proyectos y experiencias.

 

El tema monográfico de este año quedó bien ilustrado también en el apartado de los homenajeados. En la jornada de inauguración el director, productor y guionista Miguel Ángel Lamata recibió el premio Villa de La Almunia, un galardón que el ayuntamiento del municipio entrega a una personalidad destacada del sector audiovisual en Aragón. Entonces, en mayo, quedaba apenas un mes para que Lamata entrenara en salas Nuestros amantes. Una semana después, en la clausura del Festival, un emocionado y agradecido Juan Echanove subía al escenario del cine Salón Blanco para recoger el premio Florián Rey. El actor cuenta con una dilatada y exitosa trayectoria tanto en la pequeña como en la gran pantalla. 

 

En FesciLA 2016 también hubo espacio para el cine aragonés. La Almunia todavía no cuenta con una sala de cine digital y, por tanto, tampoco con una programación de taquilla estable, pero gracias a la colaboración de la Diputación Provincial de Zaragoza sus vecinos pudieron disfrutar del estreno en la localidad de La novia, de Paula Ortiz, y con un coloquio previo con dos de sus protagonistas: Luisa Gavasa, ganadora del Goya a mejor actriz de reparto por su papel en dicha película, y Leticia Dolera. Ambas se ganaron fácilmente al patio de butacas con anécdotas del rodaje y, también, con su experiencia tanto en cine como televisión.

 

Este resumen pasa de puntillas por lo que fue la última edición del Festival de Cine de La Almunia porque 9 días de cine guardan muchos más momentos y nombres propios, y contarlo ocuparía muchas líneas más. Demasiadas. Por eso estas últimas las empleo para decirles que FesciLA 2017 ya está en marcha. Apúntenlo en sus agendas para que no tenga que contárselo después, público fiel e imprescindible.