Archivos de Etiquetas: cine

Gracia Querejeta: “El cine abre miradas y tiende puentes”

DSC_0458

La directora de cine ha recibido el premio Florián Rey durante la clausura del 23º Festival de Cine de La Almunia (FESCILA), arropada por Maribel Verdú y Raúl Arévalo. Ha dedicado el galardón a Antonio Mercero, fallecido a los 82 años.

El premio al Mejor corto de ficción de la muestra ha sido para ‘9 pasos’, de Marisa Crespo y Moisés Romera; y el de Mejor guion para ‘Llamada a medianoche’, de Jaime Molina. ‘Vergüenza’, de Miguel Casanova, y ‘H-app-y Movilday’, de Luis Miguel Ayuso Escuer han ganado en las categorías aragonesas.

 

El premio Florián Rey es el máximo reconocimiento que concede el festival. En esta edición dedicada a la labor educativa y social del cine ha querido valorar la trayectoria de la cineasta Gracia Querejeta, como explica la directora de FESCILA Carmen Pemán, porque “Gracia ha demostrado una gran capacidad para construir a unos personajes en los que muchos nos podemos reconocer y reflejar realidades de nuestra sociedad actual haciéndonos reflexionar sobre muchos aspectos”.

 

Ya sobre el escenario y con el premio en sus manos, Gracia Querejeta ha querido dedicárselo a Antonio Mercero, que fallecía hoy a los 82 años. Gracia, que trabaja como guionista con uno de los hijos de Mercero, ha recordado como él fue la primera persona que le “trató con respeto en la profesión”. Ha asegurado que cuando se ha enterado de la noticia le ha embargado una sensación de “tristeza y ternura” y lo ha recordado como una gran persona “que ha hecho mucho por la televisión y la narración en nuestro país. Todos deberíamos aprender de él”.

 

La directora de cine ha agradecido a La Almunia y su festival el reconocimiento. “Estoy enamorada y vinculada ya a este festival”, ha dicho. Ha valorado la labor que hace el certamen sobre todo dando protagonismo al guion y el cortometraje: “Es un espacio justo y necesario”.

 

En relación al tema monográfico de esta edición, ‘Educar la mirada’, Gracia ha hecho hincapié en la importancia del cine para la educación, sobre todo, de los más jóvenes. “Cada película tiene un punto de vista y una ética, pero en cualquier caso, el cine es una manera de abrir miradas y tender puentes, como cualquier otro movimiento cultural”, ha explicado. “Lo único que el cine es el que reúne más elementos que facilitan el llegar al público”, ha añadido.

 

Con esta ha sido la tercera visita de Querejeta al festival almuniense. En 1999, participó en la cuarta edición, dedicada al guion cinematográfico; y en 2010 acompañó  junto a otros compañeros y amigos al director José Luis García Sánchez cuando este recibió el premio Villa de La Almunia.

 

La madrileña ha estado hoy arropada –por sorpresa– por la actriz Maribel Verdú y el actor, director y guionista Raúl Arévalo; ambos también premio Florián Rey en los años 2006 y 2017, respectivamente. Maribel se ha convertido ya en figura imprescindible en las películas de Gracia desde ‘Siete mesas de billar francés’, que le valió su  primer Goya. Arévalo también participó en dicha película y volverán a compartir pantalla en ‘Ola de crímenes’, el último trabajo de Querejeta que se estrenará el próximo 5 de octubre.

 

Ha sido la primera vez en la historia del festival que han estado sobre el escenario 3 premios Florián Rey juntos. Tanto Maribel como Raúl han recordado con especial cariño la película ‘Siete mesas de billar francés’. En el rodaje surgió para ambos la amistad con la directora. “Para mí supuso un antes y un después”, recordaba Arévalo. Mientras que Verdú ha rememorado como antes de trabajar con ella le parecía una persona seria, “simpática, pero seria”, ha bromeado; y ahora se ha convertido “en una amiga, en una cómplice”.

 

Uno de los momentos más cómicos de la ceremonia ha sido cuando el periodista Luis Alegre, que también le ha dedicado unas cariñosas palabras a la homenajeada, ha recordado el piropo que un chico le echó a Maribel la primera vez que estuvo en La Almunia: “Maña, si fueras mi madre, mi padre dormiría en la escalera”. “El mayor piropo de la historia”, ha bromeado Alegre.

 

PALMARÉS 2018 // La ceremonia de clausura ha sido conducida por el periodista David Marqueta y amenizada por la cantante zaragozana Silvia Solans y el grupo de jazz Comín Callén Gazol Trío, que han recordado algunos de los mejores temas del cine musical. Durante el acto se han entregado los premios de los concursos de cortos y guiones. Este año, se volvió a batir récord de participación superándose los 750 trabajos recibidos. Se pueden ver todas las imágenes de la gala en la página de Facebook del festival.

 

En la competición de cortometrajes, ‘9 pasos’, de Marisa Crespo y Moisés Romera, se ha alzado con el premio a Mejor corto de ficción y ‘Toda una vida’, de Rubén Tejerina, con el premio del público. En la categoría documental ha ganado ‘The European dream: Serbia’, de Jaime Alekos, y en la de animación ‘Peixes’, de Juan Carlos Pena. El mejor corto aragonés ha sido ‘Vergüenza’, de Miguel Casanova, que también se ha llevado el premio Jurado joven Universidad San Jorge al mejor director menor de 30 años. ‘Niebla’, de Javier Gimeno y Ahmed Bajouich ha ganado en el apartado comarcal.

 

En guiones para cortometrajes, el primer premio en la categoría libre ha sido para ‘Llamada a medianoche’, de Jaime Molina, y el segundo para ‘Míster’, de Guillermo Guerrero y Jokin Urruticoechea. ‘H-app-y Movilday’, de Luis Miguel Ayuso Escuer se ha impuesto como mejor guion aragonés y ‘Por donde salga la luna’, de María Serrano, en el apartado comarcal. El galardón a Mejor guion hispanoamericano ha sido para Linzi Lemp D. por ‘El motor de la fotosíntesis’ y en la categoría juvenil para Paula Guadalupe González por ‘El hombre de papel’.

 

En la sección de cortometrajes escolares ‘Valores Educativos y Ciudadanos’, ‘Valientes’, del CRA María Moliner (El Burgo de Ebro / Mediana de Aragón), ha ganado en la categoría aragonesa de primaria y ‘True colors’, del IES Pedro de Luna (Zaragoza) en la de secundaria. En el apartado nacional, inaugurado este año, se han impuesto ‘The last dragon’, del Colegio San José (Plasencia), en primaria y ‘Mi mejor enemigo’, del IES Cacheiras (La Coruña), en secundaria.

 

MÁS DE 3.500 ESPECTADORES // Este año, bajo el lema ‘Educar la mirada’, FESCILA ha abordado el poder de enseñanza del cine y su capacidad para transmitir una serie de valores, de sentimientos, de actitudes humanas. Es decir, se ha querido recordar y valorar la función social y cultural de un medio de comunicación que habla al espectador sobre cómo es y le enfrenta a sus miedos, sueños y pasiones. El balance que hace la organización de esta edición es muy positivo: se han vuelto a superar los 3.500 espectadores y se mantiene la tendencia de aumento de público en las proyecciones de cortometrajes y largometrajes, siendo las jornadas de inauguración y de clausura las que atraen un mayor número de personas. “Los vecinos de La Almunia y también de los alrededores conocen cada vez más el festival y son conscientes de la calidad que se ofrece, por ejemplo, en las sesiones de cortos. Un cine que, además, no tiene un circuito comercial y que para verlos tiene que ser en muestras como esta”, dice Pemán.

 

En 2018, FESCILA ha logrado otro de sus objetivos: ampliar el espacio dedicado a los estudiantes y las nuevas generaciones. Además de contar con el programa ‘Un día de cine’ del Gobierno de Aragón, este año el concurso de cortometrajes escolares de ‘Valores Educativos y Ciudadanos’ ha pasado del ámbito autonómico al nacional, gracias a la colaboración de la fundación Manuel Giménez Abad y la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la DGA. De esta manera, ahora ya pueden participar cortos realizados en colegios e institutos de todo el país. Los ganadores de este año, participaron el viernes en una jornada de formación audiovisual en La Almunia.

FESCILA abre sus concursos de cortometrajes, guiones y cartel para la edición de 2018

Reproducción de la 'Cabeza de mujer' de Adolfo Aznar, estatuilla de los principales premios de los concursos de guiones y cortometrajes.

3El Festival de Cine de la Almunia, FESCILA, da el pistoletazo de salida a su 23 edición con la apertura del plazo de los concursos de cortometrajes, guiones y cartel anunciador.

Las bases para el concurso de cortometrajes pueden consultarse aquí y las del concurso de guiones aquí. En el concurso de cortometrajes se establecen cinco categorías: ficción, documental, animación, aragonés y comarcal. Los cortos deben haber sido realizados con posterioridad al 1 de enero de 2016 y no pueden superar los 30 minutos (incluidos los créditos). Para los guiones se establecen otras cinco categorías (libre, juvenil, aragonés, comarcal o hispanoamericano), deben ser inéditos y no pueden superar las 20 páginas. El plazo en ambos concursos está abierto hasta el 25 de enero de 2018.

Reproducción de la 'Cabeza de mujer' de Adolfo Aznar, estatuilla de los principales premios de los concursos de guiones y cortometrajes.

Reproducción de la escultura ‘Cabeza de mujer’ de Adolfo Aznar, estatuilla que se entrega a los principales premios de los concursos de guiones y cortometrajes.

 

En esta edición las bases para los cortos que concursan en la categoría ‘Valores educativos y ciudadanos’, realizados en centros educativos, se publicarán por separado a lo largo de las próximas semanas. El plazo para estos trabajos también se cerrará más tarde.

Concurso de carteles, este año abierto a todos

Después de dos años celebrando el concurso de carteles entre los alumnos de la Escuela Superior de Diseño de Aragón, en esta edición la organización del festival ha decidido ampliar la participación a diseñadores profesionales o amateur. Las bases para este concurso se pueden consultar aquí y el plazo para presentar propuestas finaliza igualmente el 25 de enero. El cartel debe centrarse en el tema monográfico elegido para estructurar la programación de la edición 2018: ‘Educar la mirada’.

‘Educar la mirada’, el cine y su valor de aprendizaje

lengua-mariposas (3)

‘La lengua de las mariposas´, de José Luis Cuerda

Desde el instante en el que nació, el cine asumió un importante papel cultural que ha ido perfeccionando con el paso del tiempo: documentar el momento histórico, hablar de cómo es el hombre y construir los relatos, las historias que articulen su realidad y le ayuden a desenvolverse en ella como miembro de una sociedad. En esa función básica y esencial del audiovisual pondrá el foco el Festival del Cine de La Almunia (FESCILA) en su vigésimo tercera edición, que tendrá lugar del 4 al 12 de mayo del próximo año.

katmandu

‘Katmandú’, de Icíar Bollaín.

Bajo el lema ‘Educar la mirada’, el festival almuniense quiere abordar el poder de enseñanza del cine y su capacidad para transmitir una serie de valores, de sentimientos, de actitudes humanas. «El cine nos habla de cómo somos y nos enfrenta a nuestros miedos, a nuestros sueños y pasiones», explica Carmen Pemán, directora de FESCILA. «Como dijo Lorca, ‘cuando las cosas llegan a los centros, no hay quien las arranque’. Y, precisamente, así es como creemos que actúa esa función educativa del cine. Éste es mucho más que una hora y media en una butaca frente a la pantalla, es algo que pretende llegar al espectador, mover algo en su interior y acompañarle más allá de las salas», añade.

cobardes-pelicula

‘Cobardes’, de José Corbacho y Juan Cruz

Además, el cine también es una importante herramienta de aprendizaje sobre el propio cine y el lenguaje audiovisual. «Hoy, más que nunca, vivimos envueltos en imágenes de todo tipo y es esencial que todos, especialmente los más jóvenes, tengan una correcta alfabetización audiovisual. Que sepan del poder de la imagen, de su valor y de toda la carga simbólica e informativa que puede llevar consigo», opina Pemán.

FESCILA clausura su 22ª edición con más de 3.000 espectadores

Raúl Arévalo recogiendo el premio Florián Rey 2017. // Imagen: Javier Gimeno

El actor, director y guionista Raúl Arévalo recogió el premio Florián Rey 2017 en una edición dedicada a la nueva generación de cineastas del cine español

En la muestra de cortometrajes Sputnik, de Vicente Bonet, se hizo con el premio Especial del Jurado y 17 años juntos, de Javier Fesser con el del Público. Los hombres de verdad no lloran, de Lucas Castán, mejor corto aragonés

 

El Festival de Cine de La Almunia (FESCILA) ha cerrado su vigésimo segunda edición dedicada a la nueva generación del cine español dejando un balance bastante positivo. Desde el viernes 5, día de la inauguración con la entrega del premio Villa de La Almunia a la actriz zaragozana Elena Rivera, han pasado por el festival más de 3.000 personas. “Cada año, vamos ganando público, sobre todo, en los actos de entre semana, que son siempre los más complicados a la hora de atraer a un gran número de espectadores”, explica Carmen Pemán, directora de FESCILA. “Se ha notado que los largometrajes que se han proyectado eran bastante nuevos, estrenados hace uno o dos años. Muchas personas los tenían todavía pendientes… Cada vez es más difícil que los estrenos lleguen al medio rural”, ha añadido.

 

La mesa redonda con las actrices Clara Lago, Irene Escolar, Silvia Alonso y Elena Rivera; o la entrega del premio Florián Rey a Raúl Arévalo –que tuvo que ser adelantada dos días por motivos profesionales del actor y director– han sido los actos con más afluencia de público.

 

ENTREGA DE PREMIOS

En la gala de clausura, presentada por la actriz Laura Gómez-Lacueva, se entregaron los premios de la XVIII muestra de cortometrajes “Adolfo Aznar” y del XIX concurso de guiones para cortometrajes. De los más de 490 cortos recibos, Sputnik, de Vicente Bonet, se hizo con el premio especial del jurado y 17 años juntos, de Javier Fesser, con el del Público. En el resto de categorías: Los hombres de verdad no lloran, de Lucas Castán, fue el mejor corto aragonés; Recauchutados, de Carlos Caro, mejor documental; Just the beginning, de Abraham López, mejor corto de animación; y Framing, de Javier Gimeno, mejor corto comarcal.

 

DSC_1275 DSC_1298

(En las imágenes: a la izquieda, Lucas Castán con su premio a Mejor cortometraje aragonés acompañado de los directores de los festivales de Zaragoza y Fuentes de Ebro. A la derecha, Vicente Bonet recogiendo el galardón al Mejor corto de la muestra por Sputnik).

 

En la categoría de Valores Educativos y Ciudadanos, abierta a los centros escolares de la Comunidad Autónoma de Aragón, ganaron Ponme en tu lugar, del IES Rodanas de Épila, y Dioses en miniatura, de Lorenzo Latorre y los alumnos del CEIP Vicente Ferrer Ramos de Valderrobres. A estos premios hay que añadir el premio del Jurado Joven de la Universidad San Jorge. En esta ocasión, el III Premio al Mejor director menor de 30 años fue para Marta Díaz por Los pestiños de mamá.

 

En el apartado de guiones para cortometrajes: el primer premio en categoría libre fue para Será nuestro secreto, de Sergi González; y el segundo para Cesáreo Segura por Del amor y sus escaleras. En vela, de Víctor Miguel, se alzó con el galardón al mejor guion aragonés y Noche de Reyes, de Ana Pemán con el de mejor comarcal. En la categoría hispanoamericana, desde Argentina, ganó La enfermedad, de Sergio Hernán; y en la juvenil, A tiempo, de Paula Guadalupe.

 

DSC_1095 DSC_1116

(Cesáero Segura, segundo premio de la categoría libre de guión, junto al actor y productor Jaime García Machín. A la derecha, Sergi González recogiendo el primer premio en la categoría de guión libre).

 

Durante la gala, la Asociación ‘Florián Rey’, organizadora del Festival, también nombró Socio de Honor a la Universidad San Jorge. En 2012, se inició entre el Festival de Cine y la Facultad de Comunicación de la USJ una fructífera relación que comenzó con la grabación por parte de los alumnos de pequeñas piezas audiovisuales en La Almunia a modo de prácticas y que ha terminado materializándose en la creación del “Premio Joven”, un galardón que concede un grupo de estudiantes del Grado de Comunicación Audiovisual al mejor trabajo de la Sección Oficial dirigido por un cortometrajista menor de 30 años. Además, esta institución no deja de ser una cantera de futuros profesionales del ámbito del cine y la televisión de nuestra comunidad.

 

UNA SEMANA LLENA DE CINE

Como apuntaba la directora de FESCILA en sus declaraciones, esta última edición del festival ha dejado un balance más que positivo. Las distintas proyecciones de largometrajes que ilustraban el tema de este año (Requisitos para ser una persona normal, 1898. Los últimos de Filipinas, Kiki, el amor se hace; Tarde para la ira…) o las sesiones de la Sección Oficial de cortometrajes han tenido una buena afluencia. Entre aplausos terminó, por ejemplo, la proyección de La puerta abierta, película protagonizada por Carmen Machi, Terele Pávez y Asier Etxeandía, y que su directora, Marina Seresesky presentó en FESCILA.

 

IMG_9432 IMG_9434

 

Quienes también se ganaron al público almuniense desde el minuto uno fueron las cuatro actrices de lujo que participaron en la mesa redonda de jóvenes talentos: Clara Lago, Irene Escolar, Silvia Alonso y Elena Rivera. Esta última, recibió en la gala de inauguración el premio Villa de La Almunia, un galardón que concede el ayuntamiento de la localidad a propuesta de la organización del festival a una personalidad destacada de Aragón en el ámbito cultural -cine, televisión, teatro…-. En esta ocasión, se quiso reconocer la joven y prometedora carrera de Rivera, conocida por su personaje de Karina en Cúentame. Además, la actriz zaragozana estuvo acompañada -por sorpresa- por su amigo y compañero el actor Ginés García Millán, con el que protagoniza la serie La verdad, que se estrenará próximamente en Telecinco.

 

IMG_9686 IMG_9759 IMG_9760 IMG_9329 IMG_9271 IMG_9343

 

Otro de los momento, sin duda, más importantes del 22 Festival de Cine de La Almunia fue la entrega del premio Florián Rey 2017 a Raúl Arévalo. Él fue el primero en disgustarse por la brevedad de su visita a FESCILA. En el escenario del cine Salón Blanco y ya con la estatuilla en sus manos, recordó con especial cariño su primera vez en la localidad; fue en 2013 junto a Antonio de la Torre, cuando este recogía, precisamente, el mismo galardón. Arévalo aseguró sentirse como en familia en La Almunia y se comprometió a volver y participar en las próximas ediciones del festival. 

 

IMG_9594 IMG_9600

 

Esto tan solo ha sido un breve repaso de FESCILA 2017. Quien se pasara durante esos días por La Almunia sabrá que hubo muchos más actos, actividades y momentos llenos de cine. A todas esas personas, lo único que les podemos decir es gracias, gracias y ¡gracias! por venir a disfrutar del cine y de nuestro pueblo. Todo lo que hacemos es por y para el público. Sin él, el Festival de Cine de La Almunia no tendría sentido. Nosotros comenzamos a trabajar ya en la próxima edición de FESCILA y a ustedes esperamos volver a verles en el cine. ¡Viva el cine!

Raúl Arévalo, premio Florián Rey 2017 en FESCILA

AREVALO

El actor, director y guionista recogerá el galardón el jueves 11 mayo en una gala especial que se celebrará en el cine Salón Blanco a las 20:00 horas. FESCILA considera a Arévalo el mejor exponente de la nueva generación del cine español, tema en el que se ha centrado este año el certamen. El 5 mayo comenzará en La Almunia más de una semana de cine con 17 proyecciones y 35 cortometrajes a concurso.

 

El Festival de Cine de La Almunia (FESCILA) en su vigésimo segunda edición, que se celebrará del 5 al 13 de mayo, se ha propuesto poner el foco en la nueva generación de cineastas nacionales. Bajo el lema Tomando el relevo: nuevos talentos del cine español, quieren destacar el papel de este grupo de profesionales nacidos a finales de los 70 y durante la década de los 80, y que en los últimos años ha irrumpido con fuerza en la cartelera y en los festivales.

 

El ‘Florián Rey’ es el premio más importante del certamen almuniense y es entregado a una personalidad destacada de la cinematografía española que ilustra el tema monográfico de cada edición. En este caso, la organización de FESCILA tuvo claro desde el principio que Raúl Arévalo era la persona que mejor representa en este momento a la nueva generación de nuestro cine.

 

“Es el ejemplo más reciente en el tiempo de todo el potencial, innovación y ganas de hacer cine que guardan estos nuevos talentos. Llevábamos años viendo como Raúl Arévalo se iba jalonando una impecable carrera como actor demostrando una gran versatilidad tanto en la pequeña como en la gran pantalla, pero el éxito cosechado con su ópera prima ha marcado, sin duda, un punto importante en nuestra cinematografía”, dice Carmen Pemán, directora del festival de cine.

 

Con su primer largometraje, Tarde para la ira, Raúl Arévalo (Móstoles, 1979) se alzó este año con los Goya a Mejor película, Mejor director novel y Mejor guion, algo que hasta ahora han conseguido muy pocos directores, concretamente, tres: Agustín Díaz Yanes con Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, Alejandro Amenábar (Tesis) y Achero Mañas (El Bola).

 

Aunque Arévalo cuenta con destacados trabajos en la televisión y también con varios montajes teatrales, su carrera se ha desarrollado principalmente en la gran pantalla. Tras varias incursiones en el cine, en 2006 le llega AzulOscuroCasiNegro, la ópera prima de Daniel Sánchez-Arévalo, que le valió a Raúl el premio a Mejor actor revelación de la Unión de Actores. Ese mismo año, Antonio Banderas lo elige como uno de sus protagonistas para su segunda película como director, El camino de los ingleses.

 

A partir de ahí, Arévalo ha trabajado con cineastas de la talla de Gracia Querejeta (Siete mesas de billar francés), José Luis Cuerda (Los girasoles ciegos), Icíar Bollaín (También la lluvia), Pedro Almodóvar (Los amantes pasajeros) o Alberto Rodríguez (La isla mínima). Además, desde el principio, se convirtió es un imprescindible del resto de proyectos de Sánchez-Arévalo (Gordos, Primos, La gran familia española).

 

En su palmarés como actor cuenta con dos premios más de la Unión de Actores por sus papeles en Siete mesas… (2007) y Primos (2011); y el Goya a Mejor interpretación masculina de reparto por Gordos (2009), el único cabezón que se ha llevado en sus cinco nominaciones.

 

Por todo ello, Raúl Arévalo recibirá el próximo 11 de mayo el premio Florián Rey, en una gala especial, que se celebrará a las 20:00 en el cine municipal Salón Blanco.

Programación 2017

Para entonces, la localidad ya llevará más de una semana con la alfombra roja extendida. El viernes 5 de mayo, a las 20:00 en el Salón Blanco, tendrá lugar la inauguración del festival con la entrega del premio ‘Villa de La Almunia’ a la actriz zaragozana Elena Rivera, conocida por su papel de Karina en Cuéntame (TVE). Ese mismo día, a las 22:00 se proyectará la primera sesión de los cortometrajes de la Sección Oficial. El resto de sesiones serán los días 6, 8, 9 y 10 de mayo, también a las diez de la noche. En total, se proyectarán los 35 trabajos seleccionados que optan al premio del público.

 

Continuando con la programación, el sábado 6  por la mañana, se llevará a cabo un homenaje al cineasta almuniense Adolfo Aznar (1900-1975) con el descubrimiento de una placa que señalará el lugar en el que nació y con una charla-coloquio con sus familiares. Además, también se inaugurará en el Palacio de San Juan la exposición de pintura del grupo de artistas locales “Pintamonas”. Todo ello será a partir de las 11:30. Ya por la tarde, a las 19:00 en el colegio Salesianos, la directora y guionista Marina Seresesky presentará su ópera prima La puerta abierta, protagonizada por Carmen Machi, Terele Pávez y Asier Etxeandía.

 

El domingo 7, a las 12:30 en el Salón Blanco, tendrá lugar el ya tradicional concierto de música y cine, en esta ocasión, a cargo de la Coral de la Escolanía La Paz de Zaragoza. Y a las 19:00 en el teatro Salesianos se celebrará la I Muestra Audiovisual de Valdejalón, en la que se darán encuentro directores, productores y actores de la comarca para mostrar y hablar sobre sus obras.

 

Dentro del programa, no podía faltar la proyección de películas realizadas por la nueva generación del cine español. El público podrá disfrutar de Requisitos para ser una persona normal, de Leticia Dolera (lunes 8, 19h); 1898. Los últimos de Filipinas, de Salvador Calvo (marte 9, 19h); Tarde para la ira, de Raúl Arévalo (miércoles 10, 19h); y Kiki, el amor se hace, de Paco León (jueves 11, 22h). Todas se proyectarán en el cine Salón Blanco.

 

FESCILA 2017 contará, un año más, con el programa “Un día de cine”, del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, y, también, con la I Muestra de cortos de comedia de la Escuela Politécnica de La Almunia (Aula Magna de la EUPLA, jueves 11 a las 18:00).

 

El viernes 12, víspera de la clausura, en el restaurante El Patio se degustará la película El festín de Babette (Gabriel Axel, 1987) en la ya conocida Cena de Cine (es necesario reservar cubierto previamente).

 

El sábado 13, a las 16:30 en el colegio Salesianos se proyectará el palmarés de cortometrajes. Y a las 19:30, en lagala de clausura, que será presentada por la actriz Laura Gómez-Lacueva, se entregarán los premios de los concursos de cortos y de guiones; y se nombrará Socio de Honor a la Universidad San Jorge.

OS PRESENTAMOS LA IMAGEN DEL 22º FESCILA

Cartel Fescila 2017_

Simón Aranda, estudiante de la Escuela Superior de Diseño de Aragón (ESDA), ha ganado el II concurso de carteles organizado por FESCILA en colaboración con el centro de enseñanza. Su obra, Lo viejo se viste de nuevo, será la imagen de la próxima edición del festival, que se celebrará del 5 al 13 de mayo.

 

Por segundo año consecutivo, el Festival de Cine de La Almunia (FESCILA), en colaboración con la Escuela Superior de Diseño de Aragón (ESDA), ha organizado un concurso de carteles entre los estudiantes de primer curso de dicho centro. El trabajo ganador será la imagen que anunciará la vigésimo segunda edición del festival almuniense, que se celebrará el próximo mes de mayo con los nuevos talentos del cine español como tema monográfico.

 

Simón Aranda, con su obra Lo viejo se viste de nuevo, ha sido el ganador del concurso. Savia nueva en el cine español, de Andrea Albiac, y Con ganas de innovar, de Jorge Cerdán se han hecho con el primer y segundo accésit, respectivamente. El primer premio tiene una dotación económica de 250 euros y, como en el caso de los accésit, cuenta con un diploma acreditativo. Estos reconocimientos se entregarán en la gala de inauguración del festival el viernes 5 de mayo.

 

Con esta convocatoria, FESCILA busca seguir implicando a los centros de enseñanza y a los jóvenes en su proyecto. El festival nació con un claro objetivo educativo y con la intención de acercar y difundir el cine, sobre todo, en el medio rural. Muestra de ello son el concurso de cortometrajes de “Valores educativos y ciudadanos”, destinado a los colegios e institutos aragoneses y organizado junto a la fundación Manuel Giménez Abad; o el programa “Un día de cine”, del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, que ya se ha convertido en una cita fija dentro del certamen.

La nueva generación del cine español, protagonista del 22º FESCILA

Aura Garrido y Javier Pereira en Stockholm (Sorogoyen, 2012)

“Tomando el revelo: nuevos talentos del cine español” será el lema del vigésimo segundo Festival de Cine de La Almunia. Se mantiene la participación en los concursos de cortometrajes y guiones con más de 600 trabajos recibidos

 

En 2017, el Festival de Cine de La Almunia (FESCILA) se ha propuesto parar el tiempo y tomar una fotografía del momento actual que vive el cine español. El 21% de IVA cultura, la piratería o la inestabilidad laboral siguen siendo problemas que achacan a esta industria, pero entre todo ello hay espacio para lo positivo, para el talento. El festival almuniense, que se celebrará del 5 al 13 de mayo bajo el lema Tomando el relevo: nuevos talentos del cine español, quiere dedicar su vigésimo segunda edición a la nueva generación de la cinematografía nacional.

 

“Son profesionales del cine nacidos a finales de los años 70 y durante la década de los 80, y que en los últimos años han irrumpido con fuerza en las carteleras y en el panorama cinematográfico de nuestro país”, explica Carmen Pemán, directora de FESCILA. “No es algo fácil de definir, pero su huella y presencia en nuestro cine son claras”, añade. El ejemplo más cercano, la última edición de los premios Goya. Óperas primas como Tarde para la ira, de Raúl Arévalo, o 1898: Los últimos de Filipinas, de Salvador Calvo –o segundos trabajos, en el caso de Rodrigo Sorogoyen y su Que Dios nos perdone– llegaron nominadas junto con trabajos de directores más consagrados como Pedro Almodóvar o Alberto Rodríguez a las principales categorías, y llegaron a imponerse en muchas.

 

La organización del festival considera que el relevo generacional se está dando en todos los departamentos –dirección, interpretación, guion, producción, etc. –, pero destaca la capacidad de algunas figuras para moverse en varios de estos ámbitos. “Tenemos, por ejemplo, a Paco León, Raúl Arévalo, Leticia Dolera o Daniel Guzmán; personas a las que hemos conocido como actores y actrices, pero que más adelante han dado el salto como directores, guionistas o productores con resultados más que notables”, dice Pemán. Una cierta capacidad de “hombre orquesta” que, asegura, llevan tiempo viendo en muchos de los cortometrajes que participan en su muestra.

 

Además, desde el festival también señalan que los trabajos de esta nueva generación tienen mucho en común: son películas frescas, con formas de narrar renovadas y cuya temática, en muchos casos, habla de la forma de vivir y de pensar de dicha generación –Stockholm, de Sorogoyen, y 10.000 km, de Carlos Marqués-Marcet, por ejemplo–. Un presupuesto ajustado o un largo proceso de trabajo hasta poder llegar a la gran pantalla –Tarde para la ira ha sido un proyecto de 8 años y A cambio de nada, de Guzmán, fueron 10– son otros puntos que comparten.

 

Con todo ello, Carmen Pemán valora así el tema monográfico elegido: “Creemos que es una buena temática y que al igual que el del año pasado, con la relación entre el cine y la televisión, toma el pulso de nuestro cine actual. Tanto los invitados que pasen por La Almunia como las películas que se proyecten creemos que serán atractivas para espectadores de todas las edades”.

 

Continúa la buena salud de los concursos

 

En 2017, se ha vuelto a superar la cifra de los 600 trabajos recibidos entre cortometrajes y guiones para cortometrajes. Concretamente, a día de hoy, han llegado 620, pero se podría llegar a superar la cifra del pasado año, 633, y que supuso un récord de participación. Al concurso de guiones se han presentado 137 escritos y aunque el plazo se cerró el 25 de enero, todavía podrían llegar algunos trabajos de Hispanoamérica. “Suele ser ya lo habitual. Aunque en los matasellos se ve que los guionistas han enviado los trabajos dentro del plazo, al tener que cruzar el charco tardan mucho más en llegar que los guiones que nos envían desde cualquier punto de España”, apunta un miembro del jurado. Cuba, Argentina, Nicaragua, México o Colombia son algunos de los países desde los que se ha participado este año.

 

También se espera que en los próximos días aumente el número de cortometrajes presentados a la muestra Adolfo Aznar. A los 483 ya recibidos se sumarán los de los centros educativos aragoneses, que pueden enviar sus cortometrajes hasta el 25 de febrero para participar en la categoría de “Valores Educativos y Ciudadanos”, unos premios patrocinados por la fundación Manuel Giménez Abad. “En los colegios e institutos el ritmo es distinto y no cuentan con todo un año para hacer el corto. El curso empieza en septiembre y estos proyectos suelen formar parte de alguna asignatura o tiene que hacerse en los ratos libres de los alumnos y los profesores, por eso les damos un mes más de margen”, explica una miembro del jurado de la muestra.

 

Además, las cifras también hablan de la cada vez mayor tendencia a participar a través de Internet: del total de cortos recibidos, 428 se han enviado por la plataforma Click for Festivals –implantada en FESCILA hace dos años–, y sólo 55 han llegado por correo ordinario.