LA NOVIA MÁS FEROZ

Paula Ortiz recogiendo el premio Feroz a la mejor dirección por 'La novia' // Imagen: R. Viejo

La crítica ha hablado. Le ha dado el ‘sí, quiero’ a La novia. La segunda película de la aragonesa Paula Ortiz se alzó anoche como la ganadora en los premios Feroz, entregados por la Asociación de Informadores Cinematográficos de España. Se hizo con 6 de los nueve galardones a los que optaba, entre ellos, mejor película dramática, mejor dirección, mejor actriz, para Inma Cuesta, y mejor actriz de reparto, para Luisa Gavasa. Las otras favoritas, Truman, de Cesc Gay, se tuvo que conformar con dos reconocimientos, y El desconocido se fue de vacío. Nuestra alegría como Festival al ver como dos de nuestros premios ‘Villa de La Almunia’ -Ortiz y Gavasa- recogían tales premios no pudo ser mayor.

Luisa Gavasa abrió camino. Con su inseparable elegancia, fue la primera en subir al escenario gracias a la intensidad y potencia de su personaje de Madre en el filme basado en Bodas de sangre. Su hijo en la ficción, Asier Etxeandia, le entrego el Feroz. Inma Cuesta se impuso a, entre otras, Penélope Cruz, nominada por Ma ma, y en su discurso tuvo un especial recuerdo para su padre en la películaCarlos Álvarez-Novoa, que falleció el pasado septiembre.

Luisa Gavasa con su premio Feroz tras la gala. // Imagen: R. Viejo

Luisa Gavasa con su premio Feroz tras la gala. // Imagen: R. Viejo

Paula Ortiz también recordó al actor, al que calificó de maestro. La realizadora agradeció el premio a la mejor dirección a todos aquellos que apoyan proyectos que, como La novia, buscan «nuevos horizontes» y que han creído que era necesario «dar voz y resonancia» a Federico García Lorca. Haciendo referencia a los versos del poeta y quitándose importancia, Ortiz aseguró que el galardón no era suyo, sino que era «culpa de la tierra». El productor, Álex Lafuente, al recoger el Feroz a la mejor película dramática, le recordó que su cine -el de Paula- era «absolutamente necesario porque la belleza hace falta en el cine». El largometraje de la aragonesa también ganó los premios a la mejor música original, por Shigeru Umebayashi; y mejor tráiler, por Roberto Bra.

En el apartado de interpretación masculina, el de mejor actor protagonista fue para Ricardo Darín, por su papel en Truman. Lo recogió su compañero de reparto, Javier Cámara, quien, perfectamente, también se lo podía haber llevado, pues el tándem que hacen es exquisito. Mario Casas recibió el de actor de reparto por Mi gran noche.

Completan el palmarés de los Feroz: Negociador, de Borja Cobeaga, como mejor comedia; Cesc Gay y Tomás Aragay, mejor guión por Truman; y mejor cartel, Natalia Montes por Requisitos para ser una persona normal. El Premio Feroz Especial fue para B, la película. Y una emocionada Rosa María Sardá recibía el Feroz de Honor de manos de su hermano Xavier. El público se puso en pie, pero enseguida les mandó sentar con su característico humor: «Sentarse, sentarse,… que no veo el momento de irme a fumar un cigarrillo». La homenajeada afirmó que era gustoso recibir un premio así porque hace feliz a todo el mundo, sobre todo a los que no lo reciben «porque eso quiere decir que aún les quedan años». Siempre se bromea con que este tipo de reconocimientos parecen poner fin a la carrera de quien los recibe, por eso ella aseguró que «no es cuestión de talento, sino cuestión de sobrevivir». La actriz también fue reivindicativa: «es muy emocionante ver que en la ferocidad que envuelve al mundo todavía sepamos hacer fiestas y cine, pese a los palos en las ruedas». 

Uno de los momentos de la gala de los III premios Feroz. // Imangen: R. Viejo

Uno de los momentos de la gala de los III premios Feroz. // Imangen: R. Viejo

Y así, con ese 6/9finalizó la tercera edición de los Feroz, en la que se celebró el éxito de una cuidada y preciosista boda trágica. Unos premios, que si es cierto que pueden considerarse como la antesala de los Goya -como lo son los Globos de Oro respecto a los Oscar en Hollywood, salvando las distancias-, dejan las quinielas bastante lorquianas. De momento, La novia tiene 12 cabezones pretendiente para el próximo 6 de febrero.

BENDITO ESTRENO

Imagen promocional de 'Bendita calamidad'

El primer largometraje de Gaizka Urresti, Bendita Calamidad, se estrena hoy en los cines aragoneses. La película, basada en la novela homónima del escritor y periodista Miguel Mena, se proyectará en salas de todo nuestro territorio antes de su presentación nacional en enero. En la última edición del Festival, parte del reparto y el equipo del largo quiso acompañar a Urresti en la entrega del premio ‘Villa de La Almunia’

Cartel de 'Bendita calamidad' // Imagen: www.facebook.com/benditacalamidadlapelicula/

Cartel de ‘Bendita calamidad’

Prohibido decir eso de «no tengo plan para este puente». Que mejor que un secuestro mal planificado… y peor ejecutado a manos de Jorge Asín y Nacho Rubio. Esto y más de una carcajada es lo que ofrece el director, productor y guionista Gaizka Urresti con su primera película, Bendita Calamidad. 

Luis Varela, Carlos Sobera, Gorka Aguinagalde, Enrique Villén, Juan Muñoz o Carmen Barrantes completan el reparto de la comedia, que comenzará su distribución por España en enero. Sin embargo, a partir de hoy, la película se podrá ver en distintas salas de nuestra comunidad. Además de en la capital aragonesa, también se presentará en localidades como Calatayud, Borja, Utebo o en Fuentes de Ebro, dentro de la programación de su festival de cine. Para conocer el resto de destinos y citas de la película podéis consultar su página de Facebook o la página web oficial.

Ayer ‘Bendita Calamidad’ ya se estrenó en Tarazona, escenario clave del filme. El hervidero de gente en el que se convierte esta localidad durante sus fiestas del Cipotegato es el ambiente perfecto para que un golpe bien planeado de un giro inesperado.

Lo que también se convirtió anoche en un hervidero fueron los céntricos cines Palafox de Zaragoza, en los que también se preestrenaba la cinta. Pero allí nada iba a tener un giro inesperado, todo iba a salir bien.  Y FesciLA tuvo el privilegio de ser testigo. No queremos daros muchas pistas, solo que las risas están aseguradas.

 I. Aláez, M. Mena, C. Pemán, directora del Festival; G. Urresti, V. Herráiz, exalcalde de La Almunia; L. Varela, J. Asín y R. Viejo, codirectora de FesciLA

I. Aláez, M. Mena, C. Pemán, directora del Festival; G. Urresti, V. Herráiz, exalcalde de La Almunia; L. Varela, J. Asín y R. Viejo, codirectora de FesciLA // Imagen: A. Aisa

Es imposible no «barrer para casa» y estar orgullos de los momentos que nos regala el Festival. Las imágenes de las presentaciones y ruedas de prensa de estos últimos días nos llevan inevitablemente a las de la inauguración de la XX edición de FesciLA, en la que el director Gaizka Urresti recibía el premio ‘Villa de La Almunia’, arropado por los actores Luis Varela y Jorge Asín, el escritor Miguel Mena y el fotógrafo Iñaki Aláez. En el escenario del cine Salón Blanco surgió más de una anécdota del rodaje y Urresti valoraba el cariño con el que siempre se le ha tratado en Aragón. 

Lo dicho, todos atentos al calendario y a la cartelera, porque no os podéis perder esta «bendita» comedia con sello aragonés. Aquí os dejamos el tráiler para ir abriendo boca.

La Novia

nov

El pasado 26 de septiembre tuve la oportunidad de viajar a San Sebastián para ver,

dentro de la programación del Festival de Cine, “La novia”, segundo largometraje de la

directora zaragozana Paula Ortiz. Es curioso. Solo he ido dos veces al festival

donostiarra. La primera fue en 2011 y en esa edición María León fue premiada con la

Concha de Plata por su interpretación del personaje Pepita en “La voz dormida”. En esta

película, Inma Cuesta encarnaba a Tensi -hermana de Pepita- embarazada y en prisión.

Recuerdo que cuando paseaba por los alrededores del Hotel María Cristina me encontré

con Benito Zambrano y ambos coincidimos en que cualquiera de las dos mujeres podía

llevarse el premio. Ambas bordaban sus personajes. Fue en esta película en la que

descubrí el potencial dramático de Inma y María.

El equipo ténico y atístico de La Novia, durante la presentación en San Sebastián. FOTO: José María Pemán

El equipo ténico y atístico de La Novia, durante la presentación en San Sebastián. FOTO: José María Pemán

En “La novia”, Inma Cuesta desnuda su alma para mostrar sus más profundos

sentimientos. El amor más desgarrado se manifiesta en cada uno de sus gestos, en su

profunda mirada. Su personaje aúna el amor y la tragedia, el paisaje y las pulsiones, la

tierra y el fuego, el cristal y su conversión en puñal premonitorio. Junto a Inma Cuesta,

las mujeres de la película rayan a gran altura. Luisa Gavasa, a quien no vamos a

descubrir tras su larga trayectoria, hace gala de su experiencia teatral para encarnar a la

madre viuda del novio. Su presencia en la pantalla es de una plenitud apabullante. Es la

Xirgu del siglo XXI. Tampoco desmerecen María Alfonsa Rosso, la mendiga, o Ana

Fernández, la vecina. Las apariciones de la primera anticipan el escalofriante y

sangriento desenlace final. “No te cases si no le amas”. Ese es el consejo de la anciana

que sabe que la novia ama a Leonardo. Álex García y Asier Etxeandía resuelven con

solvencia sus papeles, aunque en mi opinión están un punto por debajo de las

interpretaciones femeninas.

La película en su conjunto es una pieza muy estimable. No era fácil superar el reto de

Paula Ortiz de adaptar “Bodas de sangre”. Sin embargo, el resultado revela el

personalísimo punto de vista de la directora, su sensibilidad estética y su profundo

conocimiento de la obra lorquiana. Se trata de un poema visual de primer orden. Hay

planos de una belleza plástica sublime. Paula maneja como nadie las metáforas visuales:

el fuego, el galopar del caballo, la fragilidad del cristal, la dureza del paisaje… Estoy

convencido de que la directora zaragozana ha dado un salto considerable en su

trayectoria. Acabo de ver de nuevo su primer largometraje y “La novia” está muy por

encima de su ópera prima. O mucho me equivoco o el 11 de diciembre, día de su

estreno en las salas, será uno de los acontecimientos cinematográficos del año. Y

atención a los próximos premios Goya. Ya anticipo que será una de las películas con

más nominaciones. Y ojalá que el cabezón recale en una zaragozana a la que adoro por

su talento y por su grandeza: la gran Luisa Gavasa.

Luisa Gavasa caracterizada para su papel en "La Novia"

Luisa Gavasa caracterizada para su papel en «La Novia»

FESCILA: 20 EDICIONES, QUE NO ES POCO

José Luis Cuerda con el premio Florián Rey, durante la clausura del XX FesciLA

José Luis Cuerda, Gaizka Urresti o los hermanos Trueba fueron algunos de los protagonistas de la última edición del Festival de Cine almuniense, que tuvo lugar del 9 al 16 de mayo. Bajo el título “El año que nací yo”, FesciLA quiso echar la vista atrás y regresar a ese 1996 que le vio nacer. Pocos podían imaginarse hasta dónde llegarían veinte mayos después las entonces Jornadas de Cine “Villa de La Almunia”.

Aquí os contamos cómo fue la edición 2015.

Sobre las tablas del Cine Salón Blanco, José Luis Cuerda miró fijamente a Florián Rey –a la estatuilla, no al cineasta –. Todo lo que representa la figura de Florián, junto con el talento y la experiencia cinematografía recogidas en una misma persona, la de Cuerda, hizo ver que veinte ediciones –19 años –del Festival de Cine de La Almunia (FesciLA) no son nada. Pero son veinte, que no es poco. Ni sencillo.

Pero hemos empezado por el final. Aunque José Luis Cuerda fue la estrella de la vigésima edición al recibir el premio Florián Rey, esto ocurría en la gala de clausura, y FesciLA 2015 comenzaba una semana antes con la entrega del “Villa de La Almunia”. El productor, guionista y director Gaizka Urresti recogía durante el acto de inauguración el premio “Villa de La Almunia”, un galardón entregado por el ayuntamiento almuniense a propuesta de la Asociación Florián Rey, organizadora del Festival. Con él se quería reconocer no solo la labor de este cineasta vasco en nuestra comunidad sino también su vinculación y amistad con La Almunia y su festival de cine. Los actores Luis Varela y Jorge Asín, protagonistas del primer largometraje de Gaizka, “Bendita Calamidad” –se estrenará en 2016–; el escritor y periodista, Miguel Mena; y el fotofija del cineasta, Iñaki Aláez, quisieron darle una sorpresa y acompañarle en esa jornada tan especial.

 I. Aláez, M. Mena, C. Pemán, directora del Festival; G. Urresti, V. Herráiz, exalcalde de La Almunia; L. Varela, J. Asín y R. Viejo, codirectora de FesciLA

I. Aláez, M. Mena, C. Pemán, directora del Festival; G. Urresti, V. Herráiz, exalcalde de La Almunia; L. Varela, J. Asín y R. Viejo, codirectora de FesciLA

Tras la entrega del “Villa”, se estrenó el espectáculo conmemorativo del 20 aniversario de los festivales de Fuentes, Zaragoza y La Almunia: “Que 20 años no es nada”. Un recorrido visual por las tres muestras y un homenaje al cortometraje aragonés y al cine español en general que sorprendió y emocionó a los espectadores e hizo rabiar a los que se lo perdieron. Si eres uno de esas personas, todavía puedes disfrutarlo en las inauguraciones de Fuentes y Zaragoza.

El espectáculo cuenta con 5 actuaciones de artistas aragoneses en diferentes disciplinas: dramatización, danza, música y canto.

El espectáculo cuenta con 5 actuaciones de artistas aragoneses en diferentes disciplinas: dramatización, danza, música y canto.

Quien no falla nunca a la cita de FesciLA es el cortometraje: más de 460 trabajos se presentaron este año a la muestra de cortos “Adolfo Aznar”. De entre todos ellos, 33 fueron seleccionados por el Jurado y se proyectaron durante la semana del Festival para que los espectadores decidieran el premio del Público.

Pero también hubo espacio para el largo. FesciLA quiso echar la vista atrás y recordar el cine que le vio nacer, el cine de 1996. Por esa razón se proyectaron ‘Two Much’, de Fernando Trueba; y ‘El día de la Bestia’, de Álex de la Iglesia, las dos películas más taquilleras de aquel año. Por otro lado, también se pudo disfrutar de ‘Los girasoles ciegos’ (2008) y ‘Amanece que no es poco’ (1989), en homenaje a José Luis Cuerda, premio ‘Florián Rey’ 2015. Hubo que esperar al penúltimo día, al viernes 15, para disfrutar de uno de los platos fuertes de esta edición: la tradicional mesa redonda.

Los directores Fernando y David Trueba participaron en esa mesa junto con el periodista Luis Alegre y la realizadora Vicky Calavia para charlar sobre la evolución del cine español en las últimas dos décadas y sobre el cine rodado en Aragón. A propósito de esto, tras el coloquio se proyectó el documental ‘Aragón Rodado’, dirigido por Calavia. Aunque los verdaderos platos fuertes esperaban en el restaurante El Patio. Qué mejor manera de sentir el cine que comiéndoselo. Este año la “cena de cine” también estaba de aniversario y para su 15 cumpleaños se degustó la película ‘Un viaje de diez metros’ (Lasse Hallström, 2014).

Fernando Trueba, Luis Alegre, Vicky Calavia y David Trueba

Fernando Trueba, Luis Alegre, Vicky Calavia y David Trueba

No hay buena película sin un buen final. El sábado 16 de mayo, el Salón Blanco acogía una vez más la clausura del Festival de Cine de La Almunia. Una gala presentada por el actor Nacho Rubio y en la que se entregaron los premios de los concursos de cortometrajes y guiones para cortometrajes –este último volvió a superar en esta edición el centenar de trabajos recibidos–, y se nombró Socio de Honor a la Asamblea para el Impulso Económico y Comercial de La Almunia (AICELA).

Aunque, sin duda, el galardón más esperado era el Florián Rey. Con él se premió al que se considera uno de los directores clave dentro de nuestro cine: José Luis Cuerda. En la filmografía del director, guionista y productor albaceteño se encuentran títulos como ‘El bosque animado’ (1987), ‘Amanece que no es poco’ (1989), ‘La lengua de las mariposas’ (1999), ‘Los girasoles ciegos’ (2008) o ‘Todo es silencio’ (2012). Con el Florián Rey se reconoce su labor dentro del cine español, pero no su carrera como algo cerrado, pues todavía nos queda Cuerda por disfrutar. Como él mismo reconocía en La Almunia: «Por mi haría una película cada dos años o tres, estoy deseando rodar. Echo de menos rodar».

José Luis Cuerda con el premio Florián Rey, durante la clausura del XX FesciLA

José Luis Cuerda con el premio Florián Rey, durante la clausura del XX FesciLA

Y así quedaba clausurado el FesciLA. Pero solo hasta el próximo mayo y con mucho cine del que disfrutar hasta entonces. Como dijo Carmen Pemán, directora del festival, durante su discurso en la gala: “Llenad vuestras vidas de cine y llenad vuestros cines de vida”. Porque si algo está claro después de veinte ediciones es que todos somos contingentes, pero el cine es necesario.

1 2 3 4 5