ADOLFO AZNAR

En el año 2000 celebramos el primer centenario del nacimiento del director de cine Adolfo Aznar uno de los cineastas aragoneses más desconocido y olvidado, seguramente por el hecho de que la mayor parte de sus películas realizadas entre 1928 y 1948 se hayan perdido para siempre.

adolfo-aznar

Este paisano nuestro nace en La Almunia el día 27 de septiembre del año 1900. Sus padres fueron D. Alejandro Aznar, natural de Ateca (Zaragoza) y Dª Matilde Fusac, natural de Lupiñén (Huesca). Poco sabemos de su estancia en nuestro pueblo. Sí sabemos que fue un afamado escultor y que se trasladó a Madrid donde desarrolló su carrera cinematográfica compaginándola con la escultura, llegando a realizar su primera película en 1928 Colorín, que financió con el dinero que iba ganando como escultor.

Aznar escribió, interpretó y realizó Colorín sin haber visto rodar jamás a otro director, alcanzando grandes alabanzas por parte de la crítica de entonces.

El melodrama-zarzuela Miguelón o el último contrabandista (1933) es posiblemente la obra más conocida de Aznar (aunque hoy resulta imposible verla por haberse perdido) protagonizada por el tenor aragonés Miguel Fleta y rodada en los bellos parajes del Pirineo aragonés.

Aznar realizó bastantes películas para el público infantil Pupín y sus amigos (1931), o Pipo y Pipa en busca deCocolín (1936) cortometraje éste que no pudo llegar a ser estrenado por el inicio de nuestra guerra civil. En esta época también llegó a rodar documentales por encargo de diversos organismos, así en 1935 rueda Mendicidad y Caridad, para la Sociedad Matritense de Caridad. Castilla se liberta (1937) para la CNT y posteriormente una vez acabada la contienda rodó los documentales Los ferroviarios españoles (1944) y Suburbios (1947).

Pero los dos films que más han destacado en su filmografía y mejor han reflejado la concepción fílmica de Aznar fueron El milagro del Cristo de la Vega (1940) y El rey de Sierra Morena (1949), trabajo con el cual cierra su carrera cinematográfica.

El milagro del Cristo de la Vega es una versión de una leyenda de una obra de José Zorrilla, basada en el honor femenino de doña Leonor, ultrajado por un típico burlador, don Félix, siendo restuido por la justicia divina merced al previsto milagro del Cristo. El film está hecho con una gran plasticidad, aunque la narrativa conforme avanza la película casi llega a desaparecer.

Por último el Rey de Sierra Morena se decanta por una historia popular, narrando la vida del famoso bandolero José María El Tempranillo, todo ello con la presencia de bailes, canciones, batallas y algarabías.

A partir de 1949 dejó de hacer películas Adolfo Aznar falleciendo en Madrid en 1975.

Desde estas líneas queremos tributar un recuerdo a este olvidado paisano nuestro, al cual rendimos un cálido homenaje en las V Jornadas de Cine, con la presentación de un extenso libro sobre su obra que han realizado dos cinéfilos entusiastas del cine aragonés: Javier Hernández y Pablo Pérez y la proyección de alguna de sus películas.

Para conmemorar el extraordinario legado del cineasta Adolfo Aznar cedido a la Asociación de Amigos del cine “Florián Rey” por la pintora Jesusa Quirós, sobrina de Adolfo Aznar, la Asociación publicó un extraordinario catálogo con más de 300 fotografías que recogen parte del mencionado legado y que nos muestran su vida y obra tanto como escultor como cineasta.